+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CELEBRACION DE 25 AÑOS DE AYUNTAMIENTOS DEMOCRATICOS

Ibarretxe defiende ante el Rey que Batasuna sea otra vez legal

  •  Reivindica su plan en presencia del Monarca y de ediles de toda España


  •  

    ANA GARBATIANA GARBATI 09/11/2004

    Juan José Ibarretxe reivindicó ayer, en presencia de los Reyes, la participación de Batasuna en los ayuntamientos y, por tanto, su legalización. Para el lendakari, esa aspiración es "un sueño" de los vascos, que apuestan por que "todos" puedan defender sus proyectos políticos.

    Ibarretxe aprovechó la celebración oficial de los 25 años de ayuntamientos democráticos, que tuvo lugar en Vitoria, para replicar a José Luis Rodríguez Zapatero, quien el sábado pasado dejó claro que no piensa dar marcha atrás en la ilegalización de Batasuna salvo que esta formación condene de forma explícita la violencia etarra.

    AMENAZADOS POR ETA Antes de aludir a Batasuna, Ibarretxe subrayó que los "deseos fervientes" de la sociedad vasca son "desterrar a ETA de nuestras vidas" y acabar con las amenazas y extorsiones a alcaldes y concejales, "fundamentalmente" del PP y del PSE , pero "también" de PNV, EA e IU, remachó.

    El lendakari improvisó su discurso ante la atenta mirada de Juan Carlos y Sofía, y de los numerosos alcaldes presentes en la inauguración de los actos que tendrán lugar durante todo el mes en Vitoria, organizados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

    Todos los presentes escucharon a Ibarretxe defender su plan soberanista y declararse "convencido" de que es "perfectamente posible" un pacto de "convivencia amable" entre Euskadi y España.

    Entre los asistentes, además de alcaldes y ediles de todos los rincones de España, figuraron también representantes de empresas como Iberdrola o Endesa. Ello dio pie a una broma del Monarca con Rodolfo Martín Villa, presidente de la Fundación Endesa, a quien espetó: "Pero, Rodolfo, ¿cuándo fuiste tú alcalde?". El Rey dedicó, además, un recuerdo "muy especial" a los ediles que han sido víctimas de la "violencia terrorista" y se refirió a ellos como "servidores de la libertad y de la democracia". En su discurso, Juan Carlos animó a los asistentes al acto a seguir en esa "primera línea del Estado" que trabaja al servicio diario de los ciudadanos.

    El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, dijo que el Gobierno está comprometido en el desarrollo de un nuevo modelo de administración local "con competencias claras y recursos suficientes".

    El presidente de la FEMP, Francisco Vázquez, reclamó también una descentralización en favor de los municipios y, en tono exultante, declaró su honor por "ser alcalde del buen rey Juan Carlos I y con él, darlo todo por España".

    APLAUSOS Y PROTESTAS Los Reyes fueron saludados al llegar a Vitoria con aplausos de un millar de personas. Unas decenas más desplegaron ikurriñas y gritaron "reyes fuera" e "independencia", mientras un dantzari bailó el aurresku de honor.