+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA A LA INSPECTORA JEFE DE LA POLICÍA CIENTÍFICA DE ZARAGOZA

Pilar García: "Se puede hacer un papel importante en la Policía siendo mujer"

 

Pilar García tiene claro que se puede hacer un papel importante en la Policía siendo mujer, tal y como demuestra día a día como inspectora jefe del área Científica de Zaragoza. - TONI GALAN (EFE)

INÉS ESCARIO (EFE)
30/06/2019

Pilar García tiene claro que se puede hacer un papel importante en la Policía siendo mujer. Y así lo demuestra día a día como inspectora jefe de la Policía Científica de Zaragoza, un cargo de responsabilidad que ocupa desde hace casi 5 años.

Natural de Madrid y en Aragón desde hace dieciséis años, García lidera en la actualidad un equipo de 35 personas, de las cuales 11 son mujeres. Insiste, en una entrevista con Efe, en que en el Cuerpo esta distinción no se percibe: "Estamos para sacar el trabajo y somos todos compañeros".

Y aunque reconoce que es en su especialidad, la Científica, donde más presencia femenina existe, en global las mujeres representan solo el 14 % de los agentes, una cifra que no ha hecho más que ir en alza desde la incorporación de las primeras 42 agentes en 1979, hace 40 años.

- ¿Cuándo decidió que quería ser policía? ¿Era lo que había pensado de pequeña?

- La verdad es que no. Mi padre es Guardia Civil y he tenido relación con el tema, pero no veía cómo podría encajar yo hace veintitantos años en la Policía, porque parece que eran todos súper hombres. Pero la verdad es que creo que se puede hacer un papel importante siendo mujer y romper con esa imagen que tenemos de estereotipo de un hombre fuerte que coge a los malos a puñetazos (ríe). Rompí un poco esa barrera y me lancé a por ello.

- Después de trabajar en la Policía Judicial o en Extranjería se decidió por la Policía Científica ¿Es este trabajo vocacional?

- Una vez que se entra sí que engancha: hay mucha formación y especialidades. Estás en contacto con lo que ocurre en la calle y es una brigada muy transversal porque damos apoyo a la parte judicial, de información o a las comisarías de distrito. Y las pruebas que has recopilado permiten obtener la identidad del autor, lo cual es una satisfacción.

- ¿Es lo más satisfactorio?

- Sí, claro. Dar con el autor.

- En la actualidad, cada vez es más habitual ver a mujeres en los Cuerpos de Seguridad. Pero ¿cómo han cambiado las cosas desde que comenzó?

- Desde la Academia, por supuesto, no era el mismo porcentaje de hombres que de mujeres. Pero en todos los grupos en los que he estado ha habido mujeres. Ahora estamos por encima de un 14 %. Sin embargo, en Policía Científica, en la Comisaría General hay un 41,2 % de mujeres. Y aquí en Zaragoza estamos un 31 %. Es de las especialidades en las que más mujeres hay. Al final, no percibes que sea hombre o mujer: estamos para sacar el trabajo y somos todos compañeros.

- A pesar de que la Policía Nacional es el cuerpo policial con mayor porcentaje femenino en España, todavía es un sector con amplia presencia masculina. ¿Ha sentido alguna vez una falta de igualdad?

- No he notado que la mujer estuviese más apartada. Cuando estuve en Madrid, por ejemplo, ya había una jefa de grupo de Homicidios, que era una inspectora. Entonces, no he tenido una sensación de que esté dirigido principalmente por hombres, sino que lo que cuenta son las circunstancias, la valía y que te propongan por tu trayectoria. Y, claro, que se quiera asumir esa responsabilidad.

- ¿Qué les diría a las mujeres interesadas o indecisas?

- Les diría que se animen. Si les gusta la profesión hay muchas especialidades y la verdad es que pasar de una brigada a otra es como cambiar de empresa. Es una profesión con la que estoy encantada y disfruto viniendo a trabajar. Es muy bonita y da muchas opciones. Y si tienes interés por ascender, estudiando, puedes ir subiendo.

- Este año no solo se celebra el cuadragésimo aniversario de la incorporación de la mujer en la Policía. También se cumplen 25 años desde que la Científica se separó del área Judicial. ¿Cómo es el día a día en esta especialidad?

- Cada día hacemos la reseña dactilar, genética y fotográfica de todos los detenidos por grupos y por comisarías. Además, hacemos inspecciones oculares de los hechos delictivos que han ocurrido y en los que el autor ha podido dejar algún tipo de vestigio. Y este trabajo de calle da lugar a informes, y a poner en práctica todas las especialidades que tenemos.

- ¿Cuáles son esas especialidades?

- En Zaragoza tenemos documentoscopia (estudio de documentos que han podido sufrir una alteración), balística, informática forense y lofoscopia, el estudio de las huellas a través del SAID (Sistema Automático de Identificación Dactilar).

- ¿Cuál es su favorita?

- Balística, aunque lo fundamental en todo es la lofoscopia porque es siempre lo que más se recoge en las inspecciones y es de allí de donde viene el gran volumen del trabajo que tenemos.

- Finalmente, ¿recuerda algún caso que haya marcado su trayectoria profesional?

- No, a todas las investigaciones se les dedica mucho tiempo y empeño. Pero qué duda queda que son los delitos más graves y en los que queda alguna huella inscrita en el SAID. Y estos son los casos en los que se intentan hacer búsquedas y rebúsquedas.