+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN PARÍS

España, Francia, Alemania, Italia y Polonia sellan acuerdo para relanzar la defensa europea

Defienden que la UE debe poder actuar en zonas de interés para su seguridad y ello requiere más cooperación

 

EUROPA PRESS
15/11/2012

Los ministros de Asuntos Exteriores de España, Francia, Alemania, Italia y Polonia han sellado en París este jueves su apuesta por reforzar la Política de Seguridad y Defensa y que la Unión Europea asuma "su responsabilidad de forma más activa ante los desafíos venideros para garantizar la seguridad europea", lo que requiere fomentar la cooperación para desarrollar sus capacidades militares ante los recortes por la crisis.

Los cinco países defienden que la UE pueda actuar "a tiempo y de forma eficaz" en distintas acciones de crisis a partir de un enfoque global. "Movilizando todos sus instrumentos civiles y militares, la Unión Europea debe ser capaz de gestionar crisis complejas, que afectan a múltiples actores y dimensiones, a la vez que aumenta su eficacia en sus misiones y operaciones", defienden en la declaración final adoptada.

Los cinco países han vuelto a defender la creación de un cuartel permanente de la UE para planificar sus misiones, algo que rechaza expresamente Reino Unido y, en menor medida, Países Bajos. "Estamos convencidos de que la UE debe reforzar, dentro de un marco todavía por definir, las estructuras civiles y militares verdaderas para planificar y llevar a cabo misiones y operaciones", defienden.

España, Francia, Alemania, Italia y Polonia insisten en que "la UE debe ser capaz y estar dispuesta a asumir su responsabilidad en áreas donde sus intereses de seguridad y valores están en juego" y, por ello, comparten que "apoyar a organizaciones regionales y autoridades locales a reforzar su estabilidad en zonas ingobernadas o frágiles refuerza la seguridad de los ciudadanos de la UE y sus intereses".

Así, los cinco países recuerdan que la UE ya ha reforzado su implicación en regiones como el Cuerno de África y el Sahel, especialmente en Somalia y Níger, para apoyar la gobernanza y la capacidad institucional de estos países en el marco de un "enfoque regional y global".

Piden apoyo para Mali y Libia
Los cinco países han abordado también la crisis en Malí, donde la UE prepara el envío de una misión de entrenamiento de su Ejército con unos 250 militares, a los que habría que añadir otros 200 para garantizar su protección con el objetivo de ayudar al Gobierno legítimo de Bamako a recuperar el norte del país como complemento a la intervención militar que preparan las fuerzas africanas.

"Animamos a nuestros socios a reforzar sus esfuerzos para una solución política a la crisis maliense, así como para contribuir a una posible a una posible misión de entrenamiento para apoyar a sus fuerzas armadas ", reza la declaración de los cinco, que se esperan que aporten el grueso a la misión en Malí.

Los cinco han instado también a la Unión Europea a "estar preparada" para "ofrecer asistencia para apoyar a las nuevas autoridades libias". La UE estudia enviar una misión a Libia centrada en reforzar la seguridad de sus fronteras ante el trasvase de armas y milicias en el territorio, que ha contribuido a agravar la crisis en Malí con el regreso de decenas de rebeldes tuaregs que lucharon en las filas del régimen de Muamar Gadafi.

Hay que tener las capacidades para actuar
Tras defender la necesidad de que Europa se implique en zonas de interés para la seguridad europea, incluidos los Balcanes, Georgia y Afganistán, los ministros de Exteriores y de Defensa de los cincos países han insistido en que "los europeos deben tener las capacidades para cumplir su ambición" y mostrar "disposición" para desplegar y sostener en el teatro de operaciones "los medios civiles y militares necesarios, incluido instrumentos de respuesta rápida como los grupos de combate tácticos de la UE".

"Una mayor desarrollo de las capacidades estratégicas adecuadas, en plena transparencia y coherencia con la OTAN es esencial", así como "una manera pragmática" de estrechar la cooperación entre dos o más países en capacidades "de alto valor" como espaciales, defensa antimisiles, aviones no tripulados, reabastecimiento en vuelo, apoyo médico a las operaciones y software de comunicaciones.

"Debemos seguir comprometidos para colaborar entre nosotros y con otros socios interesados y promover los proyectos existentes y futuros para juntar y compartir capacidades", de tal forma que se pueda "mejorar la disponibilidad y eficacia de nuestras capacidades comunes de alto valor", insisten los cinco.

Más cooperación en planificación nacional
Asimismo, piden desarrollar las capacidades que actúan como "multiplicador de fuerzas" que permiten desplegar y sostener misiones militares a largas distancias y durante largos periodos y compartir de forma "más equitativa" la carga a ambos lados del Atlántico.

"Esto sería una paso valiente hacia un enfoque inteligente y compartido a los recortes en defensa. Una mejor coordinación entre los procesos de planificación nacional optimizarían los recursos disponibles y maximizarían la cooperación entre los Estados miembros", insisten los cinco.

Mejorar la base industrial y tecnológica
Los cinco creen que la UE debe seguir apostando por la innovación tecnológica y mantener sus capacidades de defensa. Piden para ello un impulso en la colaboración conjunta en este área y promover las sinergias, además de "analizar cuidadosamente cómo reforzar la industria de defensa europea" y "un mejor uso de las oportunidades" que ofrece el programa de ayudas a la investigación y tecnología comunitario Horizonte 2020, al que la Comisión Europea propone destinar 80.000 millones entre 2014 y 2020 y explorar "más" las posibilidades para apoyar las tecnologías de doble uso.

"Las restricciones severas en los presupuestos de defensa y la falta de nuevos programas, junto a los presupuestos de investigación y desarrollo reducidos, pueden mermar la fuerza de trabajo de ingenieros y puede llevar a la pérdida de las capacidades de defensa europeas dañando la Base Industrial y Tecnológica de la Defensa Europea", advierten los cinco países, que defienden trabajar para lograr una base "competente, competitiva y sostenible" tras el fracaso de fusión entre EADS y BAE Systems. "Estos objetivos implican una mayor cooperación transfronteriza en la UE y más sinergias", insisten.

También se muestran dispuestos a reforzar con otros países europeos las capacidades necesarias para gestionar crisis civiles y militares como el Mando de Transporte Aéreo Europeo (EACT) que, en su opinión, "puede constituir un paso adelante real para capacidades rápidas y compartidas de transporte aéreo y de reabastecimiento en vuelo" y permitiría "un modelo innovador que podría aplicarse para utilizar otras capacidades".

El grupo 'Weimar Plus' confía en discutir con el resto de socios europeos "en los próximos meses" su apuesta por reforzar la cooperación en proyectos estructurales y una cultura de cooperación en defensa en Europa. En este sentido, han saludado la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que tendrá lugar en diciembre de 2013 "para confirmar nuestra ambición con una Política de Seguridad y Defensa Común y para proporcionar las directrices necesarias sobre las prioridades estratégicas", con las que reforzar la competitividad de la industria europea de defensa.

Los cinco apuestan por reforzar la cooperación en defensa "como parte de un proceso más amplio hacia una mayor integración política europea". "Necesitamos más Europa también en cuestiones de defensa. Estamos comprometidos en trabajar juntos en esta dirección", concluyen en la declaración.

En representación de España, no ha acudido el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, por estar en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz. En su nombre, ha ido a París el secretario de Estado Gonzalo de Benito. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, sí ha asistido a la reunión.