+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GUERRA CIBERNÉTICA

Italia se suma a la batalla contra la desinformación

El Ejecutivo italiano lanza una iniciativa que pretende acabar con las 'fake news' antes de las elecciones generales que tendrán lugar el próximo 4 de marzo

 

Una mujer leyendo el periódico italiano Il Manifesto. - AP / BEATRICE LARCO (AP)

JUDIT FIGUERAS
23/01/2018

La información, o mejor dicho, la desinformación se ha convertido en una de las armas más peligrosas del siglo XXI. Las conocidas como 'fake news' han inundado el espacio cibernético con el fin de desestabilizar gobiernos, comunidades o partidos políticos. Estados Unidos, el Reino Unido y Francia ya han sido escenarios de campañas propagandísticas que buscaban influir en el voto de los ciudadanos. Muchos gobiernos han visto de qué va esta nueva guerra y han decidido curarse en salud, o al menos, intentarlo.

Italia, que celebrará elecciones generales el próximo 4 de marzo, es uno de ellos. El Gobierno italiano ha lanzado una iniciativa para combatir el reciente auge de las noticias falsas. Se trata de un servicio 'online' llamado "botón rojo" que estará disponible en la página web de la Policía Postal, la entidad encargada de luchar contra el crimen en la red. Los ciudadanos podrán denunciar aquellas publicaciones que consideren sospechosas y un equipo de expertos se encargará de analizar estas alertas y de verificar la autenticidad de la información.

El ministro del Interior, Marco Minniti, ha aclarado que la finalidad de la medida anunciada no es interferir en la campaña, sino "proteger a los ciudadanos de las noticias clamorosas e infundadas". La decisión del Ejecutivo italiano se ha visto presionada por la presidenta de la cámara de diputados, Laura Boldrini, quien, tras ser víctima de una campaña de informaciones destinadas a desacreditarla, llevó a cabo una petición para que el Gobierno adoptara medidas destinadas a combatir los bulos.

Otro de los países que no ha querido pasar por alto el peligro que presentan estas publicaciones, es la República Checa, que esta semana se encuentra sumergida en un proceso electoral que finalizará el próximo 27 de enero con la segunda vuelta de los comicios presidenciales. Hace un año, la Administración checa anunció la creación de un cuerpo policial dedicado exclusivamente a la detección de 'fake news'. La unidad especial, formada por un equipo de 15 personas se encarga de notificar y altertar en su cuenta de Twitter de todas aquellas publicaciones que no son fieles a la realidad.

EUROPA CONTRA LA DESINFORMACIÓN

La batalla contra las 'fake news' no solo se libra a nivel estatal. En el 2015, la Unión Europea (UE) decidió lanzar un programa llamado 'UE versus Disinformation' a cargo del Servicio Europeo de Acción Exterior (EEAS, en sus siglas en inglés). El proyecto está formado por un grupo de trabajo, el ‘East StratCom Team’, compuesto por más de 400 académicos y periodistas.

Su objetivo principal es desmantelar la información propagandística que divulga el Kremlin a través de sus medios afines. En su portal web, el 'East StratCom Team' ofrece una lista en la que añade diariamente las noticias falsas detectadas. En cada caso, la entidad aporta información extra que permite al usuario saber la fuente que ha publicado la noticia y datos que contrastan el contenido ofrecido.

La oleada de informaciones promovidas por el Gobierno ruso ha promovido el surgimiento de varias entidades independientes encargadas exclusivamente de analizar estas publicaciones. 'Stop Fake' es una de ellas. La plataforma se creó en marzo del 2014, durante la guerra entre Rusia y Ucrania, con la finalidad de contrastar y verificar la información publicada en los medios rusos sobre el conflicto. A día de hoy, el proyecto se ha establecido como un medio que analiza y denuncia la propaganda del Kremlin en todos sus aspectos.