+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

deshielo entre las dos POTENCIAS

Kim Jong-un invita al presidente de Corea del Sur a Pionyang

La última vez que mandatarios de estos países se vieron las caras fue hace 10 años. El gesto norcoreano supone un respaldo a la política de diálogo de Moon Jae-in

 

El líder de Corea del Norte Kim Jong-un. -

EL PERIÓDICO
11/02/2018

El líder norcoreano, Kim Jong-un, invitó ayer por carta al presidente surcoreano, Moon Jae-in, a reunirse con él «lo antes posible» en Pionyang, según ha informado un portavoz de la oficina presidencial surcoreana. La misiva fue entregada a Moon por la delegación norcoreana que se reunió con el madatario surcoreano en Seúl y en la que se incluye la hermana del propio Kim Jong-un, Kim Yo-Jong. «Creemos las condiciones necesarias para que (la cumbre en Pionyang) se haga realidad», ha respondido Moon, según ha detallado el portavoz de Casa Azul.

Hasta la fecha solo se han producido dos cumbres de jefes de Estado de las dos Coreas; ambas en en la capital norcoreana en los años 2000 y 2007 involucrando al fallecido líder y padre de Kim Jong-un, Kim Jong-il, y a los también desaparecidos expresidentes del Sur Kim Dae-jung y Roh Tae-woo, respectivamente.

«ENVIADA ESPECIAL»

Aunque se ha dicho que Kim Yo-jong estaba incluida en la delegación norcoreana que ha viajado al Sur aprovechando el arranque de los JJOO de Invierno que se celebran en territorio surcoreano, el portavoz presidencial surcoreano señaló ayer que ella ha venido en calidad de «enviada especial» del líder.

Yo-jong, que es directora de propaganda y agitación y miembro del politburó del partido único norcoreano, entregó además a Moon una carta manuscrita de su hermano en la que el líder norcoreano le expresa su «deseo de mejorar las relaciones» entre los dos países.

Durante el encuentro de ayer en Seúl, Moon ha pedido a su vez a Pionyang tratar de retomar el diálogo con EEUU para desactivar las tensiones marcadas por las continuas pruebas de armas del régimen y sus cruces de amenazas con Donald Trump durante el último año.

VIAJE HISTÓRICO

En la reunión, Moon y la delegación norcoreana han tratado «varios aspectos relacionados con las relaciones intercoreanas y la situación general en la península coreana», ha explicado Casa Azul sin detallar más sobre los contenidos de las conversaciones.

La histórica presencia de la delegación y de Kim Yo-jong –que ha sido el primer miembro de la dinastía Kim en viajar al sur– en el país vecino responde a los acuerdos alcanzados en enero entre las dos Coreas (que técnicamente siguen en guerra) para que el Norte participara en los JJOO de Pyeongchang 2018.

El Gobierno de Moon Jae-in está convencido de que este nuevo acercamiento intercoreano puede ayudar a mejorar el panorama regional y a que Pionyang y Washington retomen el diálogo. La invitación del mandatario nororeano supone un impulso a la estrategia del presidente surcoreano, que asumió el cargo el año pasado con el propósito de fortalecer las relaciones con Pionyang con el fin de encontrar una solución negociada a la crisis destada por el programa nuclear norcoreano.