+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Decisiones polémicas

El tiroteo en la escuela de Brasil reabre el debate sobre el uso de armas

Mientras entierran a las víctimas del ataque en un colegio público, el gobierno de Brasil y los hijos del presidente dicen que es necesario que la gente esté armada

 

Funerales de las víctimas del tiroteo en una escuela publica de Brasil. - EFE

EL PERIÓDICO
15/03/2019

El gobierno brasileño considera la masacre que dejó 10 muertos en una escuela pública, no afecta la política de liberación de tenencia y portación de armas, impulsada por el presidente Jair Bolsonaro, así lo afirmó el portavoz presidencial, Otavio Rego Barros,

"El evento de San Pablo no tiene relación con los proyectos propuestos por nuestro presidente en su programa de gobierno a partir de su asunción en el gobierno, capitaneados también por el Ministerio de (Justicia) y Seguridad", dijo el portavoz presidencial. "Naturalmente estamos muy afectados por el evento, naturalmente estamos imaginando como podemos colaborar para que cosas similares nunca vuelvan a ocurrir", afirmó el vocero Otavio Rego Barros.

El presidente Bolsonaro decretó la venta sin restricciones de hasta 4 armas por persona en cumplimiento de su promesa de campaña, y planea otra resolución para flexibilizar la portación de pistolas en la vía pública.

LA LÓGICA ARMAMENTISTA DE BOLSONARO

Pero esta propuesta ha tomado mayor relevancia luego de que los jóvenes armados irrumpieron en una escuela de Suzano, área metropolitana de San Pablo, en una masacre que dejó diez víctimas fatales y once heridos, dos de gravedad.

Los asesinos planearon la matanza durante un año, en el cual visitaron sitios sobre armas y con textos en los que se hacía apología de la violencia. Por otra parte el hijo del presidente, diputado Eduardo Bolsonaro del Partido Social Liberal (PSL), declaró que las armas "hacen tanto mal" como un vehículo.

El senador Mayor Olimpio, del PSL, coincidió con Eduardo Bolsonaro al decir que la masacre no justifica la revisión de la política de flexibilización de venta de armas. El senador sostuvo que si las maestras hubieran estado armadas podrían haber repelido el ataque de los dos exalumnos que ingresaron ayer en la escuela de la ciudad de Suzano.

LAS VERDADERAS VÍCTIMAS

Mientras los Bolsonaro hacen alarde de su gusto por las armas, amigos y familiares de las víctimas de la masacre ocurrida en una escuela pública de Brasil, asistieron a un funeral colectivo en la localidad de Suzano, cercana a la ciudad de Sao Paulo, mientras las autoridades investigan a un tercer sospechoso.

Los funerales de seis de las víctimas fatales se llevaron a cabo en el gimnasio municipal Arena Suzanno en el parque Max Ferrer, cercano a la escuela Profesor Raul Brasil, donde dos jóvenes ingresaron la víspera al centro escolar y atacaron a los alumnos con ballestas, hachas y armas, dejando un saldo de ocho muertos y decenas de heridos.

El ayuntamiento de Suzano declaró tres días de luto, así como la suspensión de las clases en todas las escuelas municipales y estatales en memoria a las víctimas. Otras dos víctimas de la tragedia, entre ellos el tío de uno de los perpetradores que fue asesinado por su sobrino, fueron velados en ceremonias íntimas.

Mientras que los responsables de la masacre, Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, quienes eran exalumnos de la escuela y se suicidaron en el lugar de los hechos, no formaron parte de la ceremonia conjunta. Ahora la policía brasileña solicitó este jueves al juez de la infancia y de la juventud la detención de un adolescente de 17 años, sospechoso de participar en la planificación de la matanza.