+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DOBLES PAREJAS

Raquel Meyers: «Deberíamos dialogar con la tecnología, no solo usarla»

 

Artista multidisciplinar nacida en Cartagena que ha participado como profesora en la Academia de Fachada Media de Etopia. Apasionada de las tecnologías obsoletas, programa con Commodore 64 y teletexto. - CHUS MARCHADOR

Daniel Monserrat Daniel Monserrat
26/03/2019

Artista multidisciplinar nacida en Cartagena que ha participado como profesora en la Academia de Fachada Media de Etopia. Apasionada de las tecnologías obsoletas, programa con Commodore 64 y teletexto.

—Le prometo que he intentado aprenderme el nombre original (KYBDslöjd) pero no he podido así que, ¿qué es la mecanografía expandida?

—El concepto me lo he inventado. Siempre he trabajado con tecnologías 8 bits y cuando me mudé a Suecia en 2010 entré en contacto con profesionales de allí y digamos que cambié los pixeles por los caracteres de texto. Empecé a trabajar con el Commodore 64 y con el teletexto y con todo ese tipo de tecnologías obsoletas. Investigué sobre el formato texto y encontré una serie de relaciones con el bordado, la poesía concreta, todo el tema del arte con la máquina de escribir… y de ahí sale el concepto. Todas estas animaciones pasan del teclado no solo a la pantalla sino al mosaico, al bordado y a instalaciones y ponen en marcha la idea de expansión a través de una técnica casi de secretaria.

—¿Se lo habrán dicho un millón de veces pero que en el siglo XXI siga usando un Commodore 64 no es extraño?

—Soy bastante tardía con las tecnologías, de hecho mi primer Commodore lo tuve en 2010. Fue como encontrar la herramienta, fue darme ese teclado y decir con esto ya puedo hacer todo lo que quiero.

—¿En serio?

—A mí las constricciones y el hecho de que sea obsoleto me da más posibilidades que otra cosa y para mí supone un reto. Aquí tenías que aprender el lenguaje, tener un diálogo y todo dependía de ti... Aquí no hay control Z ni copiar y pegar. Es una pantalla en negro y va a hacer lo que tú le digas.

—¿Hablamos del proceso creativo?

—Trabajar con esta tecnología revitaliza el proceso creativo en una sociedad en la que todo se vuelve obsoleto antes de que aprendamos a usarlo. Ahora mismo cada vez estamos más en un circuito cerrado, todo depende de una aplicación que tiene que comprar y todo el proceso creativo está enfocado a cierto tipo de herramienta, todo es igual. Yo no renuncio a la tecnología pero a la hora del proceso creativo mi base es otra.

—Pues no habían vendido que con las nuevas tecnologías se podía hacer todo...

—Usar esto es también una crítica. Cuando surgió el mundo de la tecnología, se abría una nueva época y tenía esa parte más naif, eran 16 colores y todo muy básico. Pero potenciaba muchísimo todo un imaginario y conforme las tecnologías han ido evolucionando parece que ese imaginario se ha ido enclaustrando cada vez más en una serie de formatos y todo lo que salga de ahí ya no va a ningún lado. Es una crítica al uso que le damos a la tecnología y cómo esta debería retarnos y deberíamos dialogar con ella en lugar de simplemente usarla de una manera parasitaria. Parece que siempre hay que tener lo último y que si no lo tienes, no puedes hacer nada, estamos en la época de usar y tirar.

—¿Sigue usando casetes o disquetes con el Commodore 64?

—Ya no necesitas usar los disquetes ni los casetes, hay hardware que emula la disquetera y con una tarjeta de micro sd puedes cargar todo lo que quieras.