+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FIN DE UNA LARGA AMISTAD

Pedrosa: "Todo eso que piensa Puig me lo tenía que haber dicho a la cara"

El nuevo piloto de KTM y el director deportivo de Honda cruzan comentarios sobre su mala relación en el último año

 

Foto histórica (2007): Dani Pedrosa, junto al técnico Mike Leitner, con quien se reencontrará ahora en KLM, y su descubridor Alberto Puig. - EMILIO PÉREZ DE ROZAS

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
16/12/2018

Todo empezó cuando, en el 2013, Dani Pedrosa despidió a Alberto Puig, su descubridor, el hombre que le enseñó todo lo que sabe y el manager que le protegió de todo el mundo. La relación fue empeorando y, de pronto, Puig, considerado uno de los técnicos que más saben de carreras y de la categoría reina, fue contratado por el equipo Repsol Honda como director deportivo en sustitución del italiano Livio Suppo.

A partir de ese momento, es evidente que el paddock creyó que los días de Pedrosa, que este último año ha cerrado, por vez primera en su brillante carrera en MotoGP, un Mundial sin victorias, estaban contados. Hay quien piensa que a Puig no le hubiese sabido mal que Pedrosa siguiese un año más en el equipo si el mallorquín Joan Mir hubiese aceptado intentar ganar el título de Moto2 antes de convertirse en el nuevo compañero de Marc Márquez en el equipo campeón.

LA DECEPCIÓN DE PUIG

Es más, incluso después de que ambas partes (o eso dijeron) se pusieran de acuerdo para romper su relación y no renovar su contrato, Puig y los máximos responsables de HRC, el departamento de competición de la firma alada, le hicieron una jugosa oferta económica para que siguiese vinculado al equipo como piloto probador. Pero Pedrosa prefirió decir no y fichar por la firma austriaca KTM, también como piloto probador.

Recientemente, en el diario La Vanguardia, cuando le preguntaron a Puig por su relación con Pedrosa, el dirigente del equipo Repsol Honda, descubridor del piloto catalán en 1999 y al que convirtió en tricampeón del mundo (125cc y dos títulos de 250cc), dijo: "Estuve con Dani a tope hasta el 2013. Este año he trabajado con él y he visto a un Dani diferente al que recordaba. Igual, para ser campeón de MotoGP hubiera tenido que asumir unas cosas que no ha hecho. En la vida nadie te regala nada. Ha habido otros que han querido más ganar el título. Creo que aún tiene nivel más que de sobra para haber seguido, porque tiene muchísimo talento. Con una mano, esforzándose un poco, es un piloto para estar en el top 5. Pero no me interesa mucho..."

LA RÉPLICA DE PEDROSA

Pedrosa ha replicado este domingo en su facebook con las siguientes palabras: Lamento la visión y decepción que Alberto Puig tiene de los resultados que he conseguido. Eso sí, me resulta curioso que él haya ido cambiando bruscamente, de un día para otro, su opinión sobre mí. Espero que algún día lo supere. Yo le he dado a él lo mejor de mí mismo, entregando todo lo que era capaz en cada momento. Poner en duda que un piloto quiera ser campeón no es propio de quien se dedica a este deporte. Hubiera agradecido que todo el resentimiento que está demostrando conmigo me lo hubiera manifestado en persona con tantas oportunidades como hemos tenido este año, en lugar de esperar a hacerlo ahora que ya no estoy en el equipo, pues el morbo que persigue con ello no me motiva lo más mínimo. Todo tiene su momento. En cualquier caso, que deje en paz a quienes no hablamos mal de él..."

EL AGRADECIMIENTO DE BASI RAMAL

Se da la circunstancias de que en el último gran premio de la temporada, celebrado en Cheste (Valencia), Pedrosa protagonizó, como era normal dado que se trataba de su última cita con Honda y en activo en el Mundial de motociclismo, diversos actos de despedida. En ninguno de ellos, hizo referencia a su relación con Puig y, por supuesto, nunca le agradeció todo lo que había hecho por él. La única persona del entorno de Pedrosa que sí se acordó de Puig fue la madre de Dani, Basi Ramal, que, en el acto privado de despedida que le organizó el equipo, cogió el micrófono y, sin saber muy bien donde estaba Puig, que se encontraba, sí, pero oculto, escondido, en la inmensa carpa del 'hospitality' de HRC, dijo: "No sé donde estás Alberto, pero gracias por todo". Minutos después, Basi comentó a El Periódico de Catalunya, a raiz de su intervención, que "me gustaría que Alberto también reconociese lo mucho que le ha dado Dani".