+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tercera página

Caminreal-Fuentes Claras

Los trámites del futuro Museo del Ferrocarril de Aragón siguen adelante

 

Caminreal-Fuentes Claras -

El futuro Museo del Ferrocarril de Aragón es uno de los proyectos culturales más destacados del Gobierno aragonés. Pese a los obstáculos en un trabajo de estas características, a los que hay que añadir l el covid-19, avanza en las sedes previstas: Canfranc (Huesca), Casetas (Zaragoza) y Caminreal-Fuentes Claras (Teruel), estaciones clave en la historia del ferrocarril regional.

La estación de Canfranc, levantada en 1928, destacó como conector de la red aragonesa con el exterior, además de su imponente monumentalidad. Casetas, inaugurada en 1863 en los albores del ferrocarril, es de un tamaño más humilde pero también desempeñó un papel clave como nudo de comunicaciones. Finalmente, Caminreal-Fuentes Claras destaca por múltiples razones que le dan un valor suplementario y dejan entrever un prometedor papel futuro en la Comarca del Jiloca. En esta vamos a centrarnos.

La originalmente llamada estación nueva de Caminreal –para diferenciarla de la primitiva de 1901–, a caballo de los municipios de Caminreal y Fuentes Claras, fue impulsada por la extinta Compañía del Ferrocarril Central de Aragón (CA) y diseñada por el arquitecto madrileño Luis Gutiérrez Soto (1900-1977), autor de unas 650 obras, en su mayoría ubicadas en Madrid. Se inauguró en 1933 al entrar en servicio el tramo de Caminreal a Zaragoza y tal fue su importancia como nudo de comunicaciones que la línea fue conocida como el Caminreal.

El edificio fue gemelo de la vieja Estación de Delicias de Zaragoza (1932), del mismo arquitecto y hoy ninguneada al levantarse al lado del edificio actual (2003). A diferencia de Delicias, Caminreal-Fuentes Claras mantiene su encanto al no ser reformada ni mutilada, aunque desde su cierre (1995) fue víctima del abandono y el vandalismo. Y pese a ser declarada Bien Catalogado (2007), su estado siguió empeorando hasta hoy.

El edificio aún destaca hoy por su modernidad, máxime en un lugar tan lejano de la capital, escenario habitual de la obra de Gutiérrez Soto. Elementos del racionalismo arquitectónico se combinaron con otros de marcado aire local: fachadas encaladas, bandas de ladrillo rojizo, teja curva o carpinterías en verde, dando al edificio un marcado acento local, integrado en el paisaje y a la vez moderno e innovador. Además supuso un importante activo, no solo como punto estratégico de la red ferroviaria, sino como motor clave del desarrollo económico y social de Caminreal y Fuentes Claras. En suma, parte de su memoria colectiva y su historia.

Los trámites del futuro Museo del Ferrocarril en Caminreal-Fuentes Claras siguen adelante. En octubre del 2019 se licitaron las obras y en febrero de este año se presentó el anteproyecto. Además, el pasado 26 de octubre se firmó el acuerdo entre el Gobierno aragonés y la Fundación de Ferrocarriles Españoles (FFE) para el alojamiento de 59 vehículos de su colección: pese a la pandemia, todo sigue adelante. El proyecto prevé rehabilitar el viejo edificio, añadir una moderna construcción anexa y adecuar otras instalaciones en los aledaños. Pero no olvidemos que muchos proyectos encallan por dificultades financieras –el covid-19 es un obstáculo añadido– y que las proporciones del proyecto final condicionarán su coste. Otro factor pendiente de resolver es el acceso a la zona, hoy una modesta carretera local escasamente conectada con vías de primer orden: un obstáculo para la pervivencia posterior del museo.

En fin, la iniciativa del Museo del Ferrocarril de Aragón de desdoblarse en tres sedes es un acierto y muy significativo para Caminreal-Fuentes Claras, en cuanto a estímulo para un territorio que al cerrar la estación vio morir uno de sus principales puntos vitales. A través del nuevo museo, Caminreal podría dar a conocer el yacimiento iberorromano de La Caridad y su centro de interpretación en la estación antigua, apenas visitado; mientras, Fuentes Claras alberga elementos de gran potencial por descubrir como el molino harinero y la casa solariega (Casa Grande). Estos y otros casos exigen inversiones paralelas, complementarias a la vieja estación, que ayudarían al despegue del futuro museo a través del turismo rural y cultural. Y siempre que las instituciones implicadas actúen coordinadamente.

Caminreal-Fuentes Claras puede catalizar necesidades y esperanzas para una tierra necesitada de estímulos y ávida de inversiones, alicientes para jóvenes y diversificación económica, que den a conocer la Comarca del Jiloca más allá del azafrán, el jamón y el triángulo del frío. Conviene que llegue este tren; quizá sea el último. 

 
 
2 Comentarios
02

Por el manchonero 16:17 - 24.11.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues nada, entre todos la matamos y ella sola se murió. Y la cosa empezó cuando desde Calamocha hasta Calatayud nos quedamos sin ferrocarril. Nada por mi parte, entiendo que para alguien esto es una detalle sin importancia, fuera museos y venga granjas de tocinos, luego todos pueblos tendrán que beber agua embotellada.

01

Por CASA JUANA SERRA 10:03 - 24.11.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Y si en vez de museos se crearan centros de formación profesional en esos lugares ? ¿Pero en qué especialidad ? Hay algunos ciudadanos , siempre altruistas y generosos en su actuación, que procuran beneficiar a la sociedad.Y intentan dar lo que a ellos les gusta y ellos conocen bien:museos.Pero creo que esas iniciativas actualmente están un poco cojas...Les falta la otra pierna que es la vida de esa actividad .Y esa vida la da solamente la juventud.Si en esas futuras sedes se crearan además de esos museos del ferrocarril escuelas de formación en medios de comunicación terrestre y aérea serán centros vivos de creación de riqueza intelectual y futuros centros de creación de trabajo .Una idea más .Ánimo.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla