+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Francia conserva la memoria de España

Mientras los republicanos liberaban los valles de Ossau y Aspe, los franquistas combatían junto a los nazis

 

Pasear por las calles y campos de Francia permite un recorrido por la memoria de la España republicana, hecha piedra en cientos de monumentos que recuerdan la participación de los guerrilleros españoles en la lucha contra los nazis. En los Pirineos, cruzar la raya fronteriza implica adentrarse en un pasado que en nuestro país todavía está vedado. Mientras nuestros vecinos franceses recuerdan la memoria heroica de quienes,desde el mejor internacionalismo de la izquierda, combatieron por la liberación de Francia, por la libertad y la democracia, en nuestro país esa memoria continúa proscrita.

Y no solo es que esa memoria continúe vedada, es que todavía debemos soportar, en forma de memoriales en los muros de una Iglesia cómplice, de nombres de calles y plazas, la memoria de quienes convirtieron nuestro país en un baño de sangre y lucharon por los valores opuestos a los que nuestra democracia dice rendir tributo. No en vano, mientras los combatientes republicanos liberaban los valles de Ossau y Aspe, mientras recorrían victoriosos las calles de París, los franquistas combatían codo con codo con los nazis en el frente oriental. La ubicación de los excombatientes de ambos bandos en la II Guerra Mundial indica fehacientemente los valores que cada uno de los bandos defendía.

Cada vez que leo en Pau, las palabras de agradecimiento del General de Gaulle, quien, desde luego, no era un criptocomunista, sino más bien un convencido derechista, hacia los republicanos españoles grabadas en un monumento en pleno centro de la ciudad, me aparecen sentimientos contradictorios. Alegría de poder ver en algún lugar oficial la reivindicación de la memoria republicana, inmensa tristeza de que eso tenga que ser fuera de nuestro país.

España sigue mirando de soslayo su pasado republicano, a pesar de los innegables avances que la II República supuso en campos como la educación, la igualdad entre hombres y mujeres, la democracia. Algo de lo que deberíamos sentirnos orgullosos, es enterrado bajo capas de silencio, que solo es roto para recordar los horrores de la Guerra Civil. Como si esta hubiera sido consecuencia de la República y no de la decisión de la clase dirigente de no continuar perdiendo privilegios. Los verdugos han tenido la habilidad de hacer pasar por tales a las víctimas. Claro que para ello han tenido cuarenta años de propaganda.

Y esa propaganda no ha sido desmontada desde la democracia. Una democracia que nace con un cordón umbilical directo con la dictadura, a través de la figura del monarca, no ha sido capaz de reivindicar en sus justos términos las luces del pasado republicano. Y ha jugado a un juego de equidistancias que nunca han sido tales, pues la herencia del franquismo sigue siendo, en todos los ámbitos, abrumadora. El PP, como heredero ideológico cada vez más desenmascarado de los golpistas, carece de la más mínima voluntad política de hacer cuentas con el pasado. Todo lo contrario. Y así, debemos soportar a canallas como Rafael Hernando ensuciando la memoria de nuestro país. El PSOE, como en casi todo, siempre cayendo del mismo lado de la tapia, siempre atento a no molestar a los poderes fácticos. Aunque muchos de sus militantes clamen por esa memoria, el PSOE como institución sabe de qué lado debe posicionarse. La Iglesia, incapaz de lavar sus manos cómplices, tan manchadas de sangre.

La memoria republicana es otro de los índices de la democracia de baja intensidad que vivimos. Mientras el legado republicano solo aparece fruto de los esfuerzos de colectivos memorialistas, la memoria del franquismo sigue impregnando nuestro día a día. Qué drama, para un país, tener que atravesar la frontera para recuperar su memoria. Con estas líneas doy gracias a la República Francesa por conservar nuestro pasado, por reconciliarnos con aquellos conciudadanos nuestros que continuaron luchando por la libertad fuera de nuestras fronteras, por hacer lo que se ha negado a hacer una monarquía española demasiado atada, y bien atada, a su pasado.

Profesor de Filosofía. Universidad de Zaragoza.

   
5 Comentarios
05

Por pedro 10:18 - 04.05.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ya va siendo hora que algunos dirigentes del PSOE digan que hasta aquí ha llegado la ignominia del silencio, que ya es hora de reivindicar con fuerza a los luchadores que se opusieron al golpe militar sanguinario, que nuestros hijos no sigan viviendo con una historia amputada como tuvimos que vivir nosotros. Excelente artículo y gracias a los pueblos europeos que nunca olvidan a los que los defendieron

04

Por Pedro 18:28 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Buen articulo Aragüés. Aun se me ponen los pelos de punta al pensar el affaire PP Bono curiosamente del PSOE, haciendo desfilar juntos a un combatiente republicano que lo fue además contra los nazis junto a uno de la división azul. Esta gente no tiene vergüenza y lo que alarma es que el presidente de gobierno o el mismo partido se lo aceptaran. Un saludo

03

Por José de Zaragoza 11:26 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En el Parque Churchill de Copenhague hay un hermoso monolito con su leyenda escrita en español, dedicada a los Brigadistas Daneses que cayeron defendiendo la II República Española, la libertad y la democracia. Y es curioso que cada 14 de abril o 1º de mayo se encuentre uno con manojos de claveles o rosas rojas a sus pies. Seguramente serán de descendientes de aquellos brigadistas o de españoles residentes o descendiente de republicanos. En cualquier lugar de Europa, fundamentalmente en Francia; pero también en otros países se recuerda a los españoles de aquella época. En nuestra España sólo se recuera a la misma mitad de siempre. ¡España, a veces Madre, siempre Madrastra ! que escribió Blas de Otero.

02

Por tertuliano 10:23 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El certero análisis que hace el articulista del tema de la II Republica y el trato institucional que nuestro país ha dado a los vencidos de la guerra civil, retrata a la perfección la democracia que tenemos, o según quienes, se nos otorgó. Debería llenar de vergüenza al PSOE, que en los años que ha gobernado, haya hecho tan poco por dignificar la memoria de estos luchadores por defender la legalidad del gobierno de la II Republica y las libertades. Los actos de heroicidad de aquellos republicanos no han merecido nunca la mención o conmemoración que seria de justicia reconocer. En cambio, las instituciones de los dos partidos del bipartidismo, no tienen otra que estar a todas horas con la Guerra de la Independencia y Agustina de Aragón, con el desastre que para Zaragoza supuso y la perdida tan atroz de victimas, por una causa cuando menos discutible. Cuantas calles se han dedicado a aquellos héroes y que pocas a los héroes republicanos. A estos el oprobio, el insulto y las vejaciones a sus familiares. Esta es, entre otras cosas, la democracia que tenemos, la que dicen defender aquellos que les favorece.

01

Por JC 9:20 - 24.04.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues si, al sur de los Pirineos continua la larga sombra del franquismo y para encontrar reconocimiento de la Republica hay que cruzar la muga, aunque afortunadamente el cruzarla sea ahora mas facil que antes.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla