+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sala de máquinas

La misteriosa muerte de Alberto Nisman

 

El fiscal argentino Alberto Nisman, en el 2009. -

Juan Bolea Juan Bolea
20/01/2020

El trágico fin del fiscal argentino Alberto Nisman ha sido objeto de una serie de televisión. En ella comparecen todos los actores que tuvieron relación con el caso, desde Cristina Fernández de Kirchner, una de las sospechosas, hasta la familia del jurista.

El cuerpo de Nisman apareció sin vida el 18 de enero de 2015.

Estaba tumbado, en el cuarto de baño de su apartamento de Puerto Madero, en Buenos Aires, un distrito considerado de clase alta. Junto al cadáver, que se había desangrado aparatosamente, se encontró una pistola, asimismo embadurnada en sangre, cuyas balas habrían causado la muerte al fiscal. Al no hallarse huellas dactilares, la policía empezó a barajar la posibilidad de que no fuera un asesinato, sino un suicidio. Ambas hipótesis, la suicida y la criminal, resultaron emparejarse en la investigación, no resuelta a fecha de hoy. Nadie sabe cómo murió Nisman.

Quienes se sitúan radicalmente en contra de la tesis del suicidio argumentan que Nisman estaba aquellos días extraordinariamente motivado profesionalmente, pues se hallaba a punto de exponer ante la opinión pública sus conclusiones sobre el caso AMIA. Un atentado que había hecho saltar un edificio judío en pleno Buenos Aires años atrás, en 1994. Presuntamente, los autores de aquella matanza fueron comandos iraníes de inspiración integrista, pero al parecer Nisman habría tirado de otros hilos y logrado relacionar a los Kirchner, y más concretamente a Cristina Fernández, a la sazón presidenta de Argentina, con el atentado contra la sede de AMIA.

Un documental que nos estremece por sus implicaciones, por sus sospechas, por sus imágenes (incluida la escena del crimen, con la secuencia alucinante de la intervención de la fiscalía y de la policía científica, cuyos miembros, voluntaria o involuntariamente, contaminaron a fondo la escena).

Políticos, militares, jueces, fiscales, periodistas y espías abundan en esta trama confusa, que en su momento conmocionó al país y hoy sigue avergonzando a media Argentina, la que clama por la solución de un caso abierto: la muerte, seguramente planeada, del fiscal Nisman

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla