+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tres en uno

Plantar un árbol, escribir un libro, derribar una estatua

 

Estatuas vandalizadas en EEUU. - EL PERIÓDICO

Daniel Gascón Daniel Gascón
25/06/2020

En el 2001, cuando yo tenía veinte años, los talibanes destruían estatuas de Buda. El elemento primitivo de los recientes ataques a estatuas es, por decirlo al estilo de los padres fundadores, self-evident. Ahora vemos una reedición del impulso iconoclasta en nombre del progreso moral. Un pequeño conocimiento histórico y algo de sentido común permiten detectar rápidamente el componente fanático de quienes quieren destruir a los falsos ídolos. Decir que la destrucción y las pintadas de estatuas abren un debate sobre la historia es como decir que un escrache es rendición de cuentas. Lo que los vándalos imposibilitan es precisamente el debate.

A todos nos parece que hay esculturas de personajes que no deben estar en el espacio público. En algunos casos casi todos coincidiríamos. En otros habría desacuerdos. Unos pedirían la retirada de algunas piezas; otros una placa o alguna forma de señalar aspectos más criticables. Hay muchos casos distintos y parece poco sensato aplicar el mismo juicio a todos. Quien haya prestado un poco de atención conoce la irracionalidad de esas soluciones supuestamente racionales. Existen mecanismos para tratar esos temas de maneras que conjuguen la justicia y la historia, para escuchar las opiniones de todos y no solo de los que más gritan.

Gregorio Luri ha señalado que el bárbaro es quien solo tiene contemporáneos. Es algo que se ve en estos movimientos. No se trata ya de observar un contraste con las ideas del pasado. Se trata someterlas a la visión actual, borrar lo que no nos conviene. Por una parte, hay una obsesión con el pasado; por otra, una idea estática y presentista. Se cree que la reescritura del pasado soluciona los problemas actuales. Y se pasa por alto que nuestra visión cambia con el tiempo: es curioso que lo olviden tantos oportunistas.

Reivindicaciones legítimas contra el racismo institucional se trasladan al terreno de lo simbólico. Un policía mata a un ciudadano en Minnesota y acaban desfigurando una estatua de Cervantes: lógica inapelable. Son estallidos religiosos, que como el racismo forman parte de la historia de Estados Unidos. Como recordaba David Jiménez Torres, los estadounidenses creen que sus debates son los de todo el mundo. Por desgracia, los europeos aceptamos sus marcos y los imitamos. Preferimos hablar de su racismo que del nuestro.

Muchas religiones intentan imponer su idea de lo sagrado. La historia del liberalismo es la historia de cómo se acotó ese impulso, para que pudieran convivir distintas visiones y organizar las diferencias sin matarnos. Es una lección levemente desagradable del pasado y convendría no olvidarla. H @gascondaniel

 
 
2 Comentarios
02

Por albertovich 18:12 - 25.06.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Madre mía que empanada tiene el muchacho. No tengo tiempo de hacer unas cuantas aclaraciones, Dejaré un enlace en mi nick que muestra la unión entre liberalismo y esclavismo. "Resulta sorprendente descubrir que Locke, Adam Smith, Tocqueville, Montesquieu, Bentham, Mandeville, Mill, Jefferson y Washington, los grandes defensores de la libertad, eran inequívocamente partidarios de la esclavitud y propietarios todos ellos de esclavos." Y podríamos seguir que la relajación en la discriminación racial en EEUU se debió en el siglo XX no por el liberalismo, sino porque era utilizada por la URSS para desacreditar propagandísticamente al rival en la guerra fría. Las mejoras en la sociedad se deben a la lucha de los de abajo y si se dan determinadas circunstancias, si el lbegalismo se ve en peligro acude a manos de su primo de Zumosol: el fascismo.

01

Por el manchonero 14:39 - 25.06.2020

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sr. Sierra, otro pelo nos correría si los liberales hubieran podido imponer en la España del XIX su forma de entender un país moderno. Pues no, toma absolutismo, conservadurismo y monarquía, falangista y requetés, y para equilibrar la balanza comunistas y anarquistas. Cuanta historia de esta España analfabeta habrán borrado las dictaduras y nuestra Inquisición. Lo de ahora podría parecer unas chiquilladas.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla