+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tres en uno

Todos los escraches son iguales

La trayectoria de Podemos es sobre todo una educación que nos está saliendo muy cara

 

Todos los escraches son iguales -

Todos los escraches son iguales -

Daniel Gascón Daniel Gascón
27/07/2020

La diferencia entre un escrache de izquierdas y uno de derechas es cero. Los dos son la simulación de un linchamiento y la muestra de una idea totalitaria de la justicia.

Una sociedad en la que uno quiere vivir es una sociedad donde alguien, al margen de sus opiniones políticas, puede tener una vida normal, pasear, ir a un restaurante o al cine, y donde se respeten las fronteras entre lo privado y lo público, lo personal y lo político. También es una sociedad donde alguien pueda exponer sus ideas, aunque no sean las nuestras y aunque sean minoritarias en el lugar donde las expone.

Estos días hemos visto un escrache a la ministra de Trabajo. La diputada de Vox Macarena Olona lo atribuyó a la «desesperación». Su partido aplaudió la expulsión de Juan Carlos Monedero de un local: la justificaba por motivos políticos. Echenique -que, cuando le dieron una pedrada a una diputada de Vox, dijo que la sangre era «ketchup»- diferenció entre escraches buenos y malos. La distinción, por si no lo habías adivinado, es quién los hace. Vox y Podemos están en contra de los escraches, salvo los que cometen ellos. Todo el mundo encuentra buenas razones para comportarse como un miserable y algunos lo hacen con más facilidad que los demás.

Durante un tiempo los escraches estuvieron bien vistos en España. Que una turba asaltara a una persona delante de su casa, que intimidara a un gestor o a un político se consideraba una muestra de «justicia popular», «jarabe democrático», era admisible porque la gente sufría o incluso tenía cierto encanto folclórico. Es un planteamiento contrario a la democracia liberal, sus procedimientos y garantías, y a toda idea de convivencia. Alienta un comportamiento de chusma y deshumaniza a una persona, que se acaba convirtiendo solo en el objeto de una enemistad, el recipiente del odio.

Una esperanza sería que, puesto que políticos de izquierda también sufren escraches, algunos sectores que promovían o disculpaban esas acciones cambien de opinión. Desde un ángulo optimista, la trayectoria de Podemos es sobre todo una educación que nos está saliendo muy cara. Pero seguramente muchos seguirán defendiendo estos comportamientos repugnantes, mientras la extrema derecha promociona otros contra sus rivales.

Denunciar el doble rasero, en particular de quienes pusieron de moda esta práctica, puede resultar tentador, pero en el fondo es decorativo. Lo principal es que no se deben permitir ni disculpar los escraches, por próximas o lejanas que resulten las ideas o las personas que los sufren o los cometen. Todos son iguales y todos son horribles. H

 
 
9 Comentarios
09

Por Don Minervo 9:59 - 28.07.2020

Este articulista, no es periodista, ejerce de altavoz, megáfono, portavoz y/o predicador del PP, 24 h todos los servicios. Jamás le leeremos una simple o liviana crítica contra el PP. Lo han contratado precisamente para hacer lo que hace.

08

Por Severino el Sordo 18:53 - 27.07.2020

Moviéndose entre la ambiguedad intelectual y la anemia moral, el muchacho nos ilustra hoy sobre las bondades del acoso y derribo a políticos y personalidades del entorno de Podemos. Y es que ya sabemos que en este país todos los gatos son pardos, y los exabruptos y ataques fascistas actos cívicos de no violencia......

07

Por aryastarck 10:10 - 27.07.2020

Completamente de acuerdo señor articulista. Solo matizar que cuando los escraches llegan a la izquierda es cuando se condenan en general. No recuerdo a los medios y articulistas de izquierda condenar los escraches que impidieron a escritores, empresarios y políticos impartir en la Universidad las conferencias a las que habían sido invitados. Por no hablar de los efectuados en domicilios de políticos del gobierno anterior porque aguantarlos se consideraba que iba en el sueldo.

06

Por Roger de Flor 10:08 - 27.07.2020

Daniel Gascón,la voz de la ultraderecha. Intenta confundir. La supuesta pedrada a Macarena se ha demostrado que es falsa. Cuando se han hecho escraches a los peperos ha sido por tener las "manos ligeras" . Los intentos de agresión a la ministra, son por ideología. Monedero no es ningún cargo público. Además "maricón" Insulto xenófobo. Incomprensible que se tolere a grupos de descerebrados,gritar e insultar en la puerta de la casa de un vicepresidente del Gobierno. Cuando un grupo de personas reivindica algo. Son apaleados sistemáticamente. Abascal se queja de que la dirección de su mansión de más de un millón de euros,es pública. El,que ha fomentando el gamberrismo tiene miedo

05

Por Jacobino 9:47 - 27.07.2020

Pues un buen artículo. De los mejores de Gascón, que -como todos- tiene sus momentos.

04

Por Don Minervo 9:43 - 27.07.2020

La educación que nos ha salido muy cara y nos sigue saliendo es la de las tramas de corrupción, la de las comisionazas, la de las infamias, insultos y embustes constantes o la de la prensa tóxica plagada de predicadores cuya única dedicación es vender todo ello. Otro día hablamos de lo caros que salen los golpes de estado, los intentos de golpe de estado o de los que animan al primo de zumosol a dar golpes de estado. Podemos tiene sus cosas buenas y no tan buenas, pero ha intentado luchar contra toda la mafia enquistada desde hace décadas en este país y eso aparte de ser imposible, a los mafiosos y sus predicadores no les gusta nada, claro está, van a perder ellos sus privilegios de toda la vida, la suya y la de sus antepasados.

03

Por jmsanzsanz@gmail.com 9:12 - 27.07.2020

el otro dia veía unos datos (en el jueves) y resulta que los escraches que, se supone, hacen gentes de izquierda casi siempre termina con algunas detenciones .... no suena lo mismo cuando lo hacen la derecha ... y cuidado no es solo VOX porque escraches contra las clinicas que practican abortos hace la tira que los realizan ... muy ladeado este articulo

02

Por ljrsanz@gmail.com 9:09 - 27.07.2020

A ver. Dejando a un lado si cada uno es de derechas o de izquierdas. Creo que no es lo mismo que personas afectadas por los desahucios o los despidos o que están viendo cómo se recorta la enseñanza o la sanidad lo expresen delante de quienes cometen esas tropelías, a que lo hagan otros por el hecho de que se saque a un dictador genocida de un mausoleo que pagamos todos, o porque se retiren subvenciones a la tauromaquia. No simplifiquemos las cosas amigo periodista. No se trata de meter todo en el mismo saco y tirar para adelante, ya nos queda claro cual es su ideología y qué partidos le agrada y cuales no, pero para los que no abogamos por un partido u otro, sino que nos guiamos por el sentido común, las cosas no nos parecen todo lo mismo.

01

Por Don Minervo 9:07 - 27.07.2020

Los escraches, manifestaciones, protestas o la misma libertad de expresión son malos en cuanto se ejerce la violencia física o verbal, un escrache no deja de ser una manifestación como otra cualquiera, como la de las anti abortistas, en contra de los matrimonios gays o las caceroladas (sin palos de golf), mientras no haya violencia tienen todo el derecho en hacerlo. En el congreso de los diputados y otros parlamentos tenemos insultos, descalificaciones y mentiras a diario, difamar está a la orden del día, esto si que es llenar el recipiente del odio, lo mismo que sus artículos que habitualmente también llenan el recipiente del odio, pero tratándose de usted, Gascón, su recipiente es de amor y confraternización. Ahórrese las lecciones camarada ciudadano.