+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA DISCOTECA AMNESIA

Jennifer López actúa en Ibiza en una fiesta privada

La empresa china Playtika celebra en la isla un evento para sus 2.500 empleados

 

Jennifer Lopez. - DANIELI VENTURELLI

EL PERIODICO
16/05/2019

Según ha publicado el Diario de Ibiza, la start up Playtika, una empresa china dedicada al desarrollo de juegos para móviles y plataformas como redes sociales, ha decidido agasajar a sus 2.500 empleados con una fiesta en Ibiza que contará con la acutación de Jennifer López. La cita es este viernes en la discoteca Amnesia. Según la publicación, tampoco se descarta que Enrique Iglesias se suba al escenario. Los empleados de la macrodiscoteca tienen prohibido llevar móviles esa noche. Tampoco podrá revelar detalles del evento.

Los 2.500 empleados con los que cuenta Playtika han viajado a Ibiza en aviones privados y se alojan en 15 hoteles para alojarse, según fuentes cercanas a la organización. Playtika es una multinacional de origen israelí fundada en el 2010 pero fue adquirida por un consorcio chino en 2016 por 4.400 millones de dólares. En 2017 se convirtió en uno de los patrocinadores principales del Sevilla Fútbol Club.La empresa ha sido una de las pioneras en los juegos gratuitos en redes sociales: como Slotomania, House of Fun y Bingo Blitz.

La empresa celebra cada año fiestas para sus empleados, con música en directo y centenares de asistentes. La edición del año pasado tuvo lugar en la turística ciudad de Eilat, en Israel, y contó con la actuación de The Scorpions, mientras que la edición de 2017 llevó a los empleados a Montreal, en Canadá.

Como muchos otros artístas, no es la primera vez que Jennifer Lopez actúa en un evento privado. Hace tres años, actuó en la boda del millonario indio Sajay Hinduja y la diseñadora Anusuya Mahtani. En aquella ocasión, según el diario británico The Daily Mail, la cantante se embolsó 800.000 euros por un show de apenas tres cuartos de hora.