+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DESPEDIDA DE UN GENIO

La televisión y el cine dan el último adiós a Chicho Ibáñez Serrador

Personalidades del mundo del audiovisual visitaron en Madrid la capilla ardiente del director, que será enterrado el domingo en Granada

 

El hijo de Narciso Ibáñez Serrador, Alejandro, a su llegado al tanatorio donde estaba instalada la capilla ardiente. - EFE / ZIPI

BEATRIZ MARTÍNEZ
08/06/2019

El mundo de la televisión y del cine ha despedido este sábado en Madrid a Narciso Ibáñez Serrador, fallecido el viernes a la edad de 83 años. A la capilla ardiente, instalada en el Tanatorio de la M-30 de Madrid, se han acercado distintas personalidades del mundo del audiovisual cercanos al mítico realizador que querían darle el último adiós y estar cerca de la familia. El féretro saldrá el domingo rumbo a Granada donde será enterrado en el cementerio de San José, donde yacen los restos de su madre, la actriz Pepita Serrador, tal como era su deseo.

Sus hijos, Pepa y Alejandro Ibáñez, se han mostrado agradecidos por el cariño que han recibido de parte de los medios y de la gente que se ha volcado en las redes sociales reconociendo el trabajo en las diferentes facetas que practicó a lo largo de su vida y lo mucho que ha significado en la historia de nuestro país, constituyéndose como memoria viva de unos años en los que el país necesitaba abrirse a un nuevo impulso creativo a través del entretenimiento.

"Cuando era niño no era consciente de lo que significaba todo aquello. Para mí era mi mundo, mi familia, hasta que pasan los años y te das cuenta de lo que ha conseguido mi padre", ha comentado Alejandro Ibáñez. "La televisión era su casa. Y era un maestro y padre para todos", ha añadido su hija.

El mismo viernes por la tarde, poco después de conocerse la noticia, se acercaron al tanatorio Rosa María Mateo, administradora única provisional de RTVE, y María Casado, presidenta de la Academia de Televisión. Además, Boris Izaguirre y Lidia Bosch, que comenzó su carrera formando parte del equipo de azafatas del mítico programa de televisión Un, dos, tres responda otra vez.

Y es que Chicho Ibáñez Serrador fue el descubridor de toda una cantera de talentos que forman parte de los anales de la pequeña pantalla. Desde Victoria Abril a Silvia Marsó, también de toda una generación de cómicos, como Pepe Viyuela o Edmundo Arrocet, que ha querido sumarse a este día de despedida acompañado de su pareja María Teresa Campos, que ha mostrado a la prensa una carta de agradecimiento que encontró ayer por la mañana removiendo viejos papeles y que concluía diciendo: "Gracias por tus palabras, te quiero, te admiro".

Nuria Roca ha llegado visiblemente afectada y se ha emocionado al recordar que le mandó un vídeo de VHS con una prueba y a la semana estaba trabajando en Waku-Waku. "Era un visionario. Pertenece a una era de la televisión en la que primaba el contenido por encima de la audiencia". Miriam Díaz-Aroca pudo despedirse de su apreciado maestro unas horas antes de fallecer. "Su amistad, fue el mejor regalo. Siempre le decía, jefe, eres muy querido".

Josema Yuste ha destacado su capacidad para expandir los límites del entretenimiento a través de la televisión, mientras que Guillermo Summers añadía que para él el formato catódico era como un juguete con el que pasarlo bien. "Él disfrutaba y nosotros también". También se ha podido ver a cineastas como Paco Plaza, la actriz Silvia Abascal y el presentador Ramón García, que materializaba muy bien el sentimiento generalizado con unas pocas palabras: "La televisión se ha fundido a negro".