+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las claves

 

EL PERIÓDICO
10/01/2018

Amenaza de reducción salarial  

La multinacional Opel España planteó una reducción salarial del 6% para el 2018 y la congelación de las nóminas en los cuatro años siguientes en su plataforma de convenio. La propuesta del 2018 fue retirada por la dirección, pero mantuvo la congelación. Los sindicatos ya han advertido de que una caída en esos términos tendría su traslación en el resto del sector del automóvil.

Suspensión del contrato de relevo  

La dirección comunicó a los sindicatos la suspensión del contrato relevo a partir del 1 de enero del 2018 y no renovar a los trabajadores eventuales, lo que, entre ambas medidas, supondría dejar de contratar a más de 500 personas. Los sindicatos calificaron el anuncio de un «auténtico chantaje» y subrayaron que hasta que la dirección no dé marcha atrás no iban a seguir negociando.

Objetivo: ser un 17% más baratos

PSA exige a Figueruelas una reducción de los costes de un 17% para poder optar a fabricar nuevos modelos. La cifra es fruto de la comparativa que ha establecido el grupo galo entre PSA Vigo y Opel España. A ello hay que añadir una mayor jornada laboral, ya que las pausas en la fábrica gallega son menores que en la de Zaragoza. El objetivo de PSA es ahorrar 700 euros por vehículo en Opel.

Ajustar la producción a la demanda  

Uno de los asuntos que tendrán que abordar la dirección y los sindicatos en los próximos días es cuándo comenzarán a implantarse las semanas de 18 turnos (trabajar los sábados) para así hacer frente a la producción prevista. La caída de pedidos del Corsa ha provocado el retraso en la aplicación de esta medida. La fabricación podría superar las 400.000 unidades este año.

Los proveedores, a la espera del ajuste

Los proveedores aragoneses de Opel están a la espera de conocer cómo les afecta el nuevo plan PACE!! de PSA. Por lo pronto, las entidades de compras y de proveedores de Opel se integrarán a partir del 1 de enero de 2018 en las del Grupo PSA para incrementar la eficiencia y la potencia de compra del consorcio galo, que dispondrá de 38.000 millones al año en la UE.