+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

POLÍGONOS INDUSTRIALES.

Cogullada, el gran bazar aragonés

El complejo abastece mercancías a negocios chinos de todo Aragón.

 

P. C. F.P. C. F. 31/07/2011

El polígono Cogullada de Zaragoza sufre, desde hace tres años, las inclemencias de la crisis y numerosas naves han colgado el cartel de traspaso. Muchos de estos han sido ocupados por empresarios chinos, al mismo ritmo que el comercio asiático se ha expandido por la ciudad, lo que ha hecho de esta zona industrial un gran almacén al por mayor.

Uno de los primeros que se situó en este polígono fue Bazar Oriente, un almacén de más de 1.000 metros cuadrados que suministra a las tiendas de Todo a cien de la ciudad. "Mi padre alquiló esta nave hace tres años cuando llegamos a Zaragoza, pero ahora con la crisis económica hemos reducido las ventas a la mitad", indica Xiao Jian, el hijo del dueño.

Junto a esta gran nave se posicionó otra firma mayorista, Gran Muralla Zaragoza que sí ha elevado su facturación en tiempos de crisis porque nutre de productos a todo Aragón. El ejemplo de esta última empresa lo ha seguido Iberchina Import SL, que lleva ocho meses abierto. "Vendemos bisutería, lencería, bolsos y regalos de venta al por mayor", explica con su escaso castellano Aylin.

Uno de los casos más significativos por su crecimiento ha sido el del almacén We Ya Mi. Xiuman Liu es la encargada de esta nave de venta al por mayor de bolsos, maletas y vestidos. "No solo trabajamos con tiendas en Zaragoza, enviamos productos a toda España, sobre todo vestidos de fiesta". El almacén al que llegaron en enero del 2010 cuenta con una

zona de exposición de productos y otra, que duplica en tamaño a la anterior, para almacenar "todo el material y que se utiliza para la carga en los camiones", repasa.

Además de Liu, que llegó a España hace 16 años, le acompañan en la parte administrativa dos españolas. Raquel Basurto estaba en paro cuando tuvo esta posibilidad y Ana Isabel Lagunas comenzó a trabajar en We Ya Mi porque conocía a la jefa. "Llama la atención que trabajemos en una empresa china porque no suele ocurrir, pero para ellos es muy necesario ya que vendemos por todo el país y no controlan el idioma", especifica Lagunas, para quien una de las cualidades laborales más notables de las personas de origen asiático es que "no paran de trabajar y son muy constantes".

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla