+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Se iniciarán este mes las pruebas con la tarjeta ciudadana

Hay dos coches adaptados listos para empezar los tests, que durarán 4 meses. Si funciona se prevé implantarlo en el servicio ordinario a partir del próximo año

 

Un autobús PMRS que presta servicio a personas con discapacidad en Zaragoza. - Foto: EL PERIÓDICO

D. L. G.
25/08/2012

Los usuarios de los bonotaxis podrán pagar con tarjeta ciudadana. Este es el objetivo que se ha marcado el Ayuntamiento de Zaragoza y, según confirmaron desde este colectivo profesional, para que se haga efectivo y se pueda implantar, se van a iniciar las pruebas técnicas a finales de este mes o principios de septiembre. Depende más de los responsables de Servicios Públicos y de Ciencia y Tecnología, que de los taxistas, que ya han puesto a disposición dos vehículos adaptados (aptos para discapacitados) para que empiecen a cobrar con este dispositivo de forma experimental.

Las pruebas durarán hasta final de año, ya que, de forma progresiva, se irá extendiendo su implantación al resto de la flota que presta este servicio a las personas con discapacidad --hay 25--. Y el objetivo es que antes de finalizar el 2012 estén listos para retirar vehículos PMRS de TUZSA --los de color amarillo-- que ofrecen este transporte y que la propia Dueso anunció que se sustituiría para reducir costes.

 

A LA MITAD Cada año le cuestan al consistorio 1,4 millones de euros, por una flota de diez buses que en el 2011 movió a 2.288 personas e hizo 82.611 desplazamientos en 44.139 horas. Y los taxistas aseguran que se podría reducir el coste "a la mitad" con su sustitución por los 25 vehículos adaptados con licencia para operar con discapacitados.

Serán unos tests técnicos en los que "se trata de comprobar que el usuario puede abonar el viaje con la tarjeta ciudadana para comenzar, cuanto antes, con la sustitución de autobuses PMRS", explicaron desde el sector. Y afirmaron que los vehículos a los que se les ha instalado este dispositivo "cobrarán con la tarjeta desde el primer día".

El éxito de los resultados abrirá la puerta a un objetivo más ambicioso para el sector: implantar esta fórmula de pago en el servicio ordinario. Una posibilidad que se prevé hacer efectiva "a partir del año que viene". Como auguran, por otra parte, también para el servicio de bonotaxi, ya que "hay que esperar a que finalice la contrata actual con TUZSA en diciembre". De manera que ahora funcionará de forma experimental, cumpliendo con el compromiso adquirido por la teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso, de empezar en el segundo semestre del año.

Aunque no hay suficientes licencias de taxis adaptados para retirar los diez autobuses PMRS. La proporción que se maneja apunta que por cada autobús que se retire hay que poner, al menos, ocho taxis en circulación. Y todos con este dispositivo que permita al usuario beneficiarse de la bonificación que va a ofrecer el bonotaxi: solo le costará el precio que pagaría en cualquier bus de TUZSA y el ayuntamiento cubrirá el resto. Pero solo hay 25 liciencias concedidas, de las 85 que está obligado a tener antes del 2017. Y así solo podría sustituir tres.