Muchos países celebran el 22 de abril el Día de la Tierra. Pero ¿cuál es exactamente su objetivo y cuándo empezó a celebrarse?

Todo comenzó en 1970, cuando el senador estadounidense Gaylord Nelson instauró esta fecha para crear una conciencia global sobre los problemas de superpoblación, contaminación, destrucción de la biodiversidad y otras adversidades medioambientales. También es un día para rendir homenaje al planeta y reconocerlo como nuestro hogar común y nuestra madre, tal y como lo han expresado numerosas culturas a lo largo de la  historia.

La primera celebración multitudinaria del Día de la Tierra tuvo lugar el 22 de abril de 1970, bajo el impulso de Gaylord Nelson, y con el objetivo concreto de pedir al Gobierno de EE UU la creación de una agencia de protección ambiental que se encargara de velar por la preservación de los recursos naturales.

Esta fecha se eligió por estar situada en el calendario en un periodo libre de vacaciones o actividades escolares que pudieran restar participación a las manifestación, y tampoco entraba en conflicto con fiestas religiosas o nacionales. Se eligió un miércoles, día alejado del fin de semana y que aseguraba una importante movilización de los estudiantes.

Ya el 21 de marzo el alcalde de San Francisco, Joseph Alioto, lanzó la primera proclama y se realizaron varias celebraciones tanto en esta ciudad como en Davis (California) durante varios días.

A la convocatoria de ese primer Día de la Tierra del 22 de abril de 1970 se sumaron 2.000 universidades, 10.000 escuelas y centenares de colectivos sociales. Fue con esta tremenda presión (participaron varios millones de personas a lo largo y ancho de EEUU) que logró crear la actual Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y varias leyes para la preservación del medio natural.

En este vídeo puede verse una de las manifestaciones de ese día, concretamente en Philadelphia.

Esta experiencia siguió consolidándose en los años sucesivos y propagándose por el resto del planeta en unos años en que las reivindicaciones ecologistas empezaban a hacerse oír.

Hay cierta controversia sobre el autor de la denominación Día de la Tierra. Uno de los posibles creadores del término podría ser, según Wikipedia, John McConnell, que presentó ante la Unesco, en la Conferencia de Medio Ambiente, la idea de una celebración mundial con ese nombre. Sin embargo, también parece posible que fuera el propio senador Gaylord Nelson quien bautizara la jornada de ese modo, siguiendo el consejo, a su vez, de un amigo suyo que trabajaba como ejecutivo de publicidad.

Sea como sea, el Día de la Tierra se ha consolidado a lo largo de los años como una efeméride en la que alzar la voz por los problemas que sufre el planeta y, al mismo tiempo, reconocer la necesidad de actuar para preservarlo.

Mensaje de la ONU para el Día de la Tierra 2021

La ONU, ante el Día de la Tierra 2021, ha lanzado el siguiente mensaje:

Restaurar nuestra Tierra

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas. Ahora nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas).

De acuerdo con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% provienen de animales. Esto muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, que se lanzará oficialmente el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), nos ayudará a prevenir, detener e invertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y en todos los océanos. Pero sólo lo conseguiremos si todo el mundo pone de su parte.

Te puede interesar: ¿Cómo crear nuestra propia rutina eco-friendly?