Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

MANIFESTACIÓN EN ZARAGOZA.

Una plataforma reivindica que la ley fomente la custodia compartida

En el 90% de las separaciones, el menor se queda con la madre.Las Cortes debaten una proposición que equipararía a ambos progenitores.

M. C. G.M. C. G.
25/01/2010

 

Un grupo de padres separados y con hijos menores de edad se manifestó ayer en Zaragoza para pedir un cambio en la legislación que permita a los progenitores masculinos disfrutar de los mismos derechos que actualmente tienen las madres. Solo entre el 3% y el 7% de las separaciones familiares en las que hay menores de por medio se saldan con un acuerdo entre las partes. En el resto de casos, ha de intervenir un juez, que en el 90% de las ocasiones decreta que los hijos se queden con la madre.

"Los padres somos visitadores de nuestros hijos", explicó, Miguel Cisneros, presidente de Padres Aragoneses en Acción. "En dos horas de visita semanal, ¿cómo puede un padre ejercer la autoridad paterna? ¿Cómo se van relacionar nuestros hijos con sus abuelos, tíos y primos en tan poco tiempo?", añadió. Cisneros aseguró que los padres se convierten para sus hijos en "alguien con quien pasarlo bien un rato", pero no en figuras educativas.

La plataforma, en la que también participa la Asociación de Padres de Familias Separados, apoya la propuesta de Ley de Igualdad en la Relaciones Familiares, que el Partido Aragonés ha llevado a las Cortes. Uno de los puntos que defiende esta proposición es la exigencia de un "plan de relaciones familiares", que sería elaborado por un equipo de mediación familiar "competente" --en palabras de Cisneros-- y que presentado ante el juez.

La movilización que realizaron los padres ayer en Zaragoza, a la que asistieron padres de otras comunidades autónomas, consistió en la lectura de un comunicado y en varios recorridos en coche por la ciudad, portando pancartas para difundir su mensaje. El objetivo último, lograr que los jueces otorguen más custodias compartidas en los casos en que no se llegue a acuerdo previo entre los dos progenitores.