+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POLÍTICA DE INFRAESTRUCTURAS

Voces cualificadas en el PSOE ya piden repensar el Pacto del Agua

Miguel Gracia cree que tras los reveses judiciales hacen falta «otros acuerdos». Podemos denunció que tras 25 años el marco ha quedado «desfasado»

 

Concentración en Zaragoza contra las obras del pantano de Biscarrués, ahora paralizado por la Justicia. - NURIA SOLER

EL PERIÓDICO
08/08/2017

La política hidráulica siempre ha sido uno de los grandes temas controvertidos en Aragón. Pero en este momento amenaza con complicar la unidad incluso en el seno de un partido político. El presidente socialista de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) aseguró el pasado domingo en una entrevista en la Cadena SER que el Pacto del Agua de 1992 debe repensarse tras los últimos reveses judiciales que dejan en punto muerto el proyecto del embalse de Biscarrués y de Almudévar.

El tema también es sensible desde el punto de vista de la gobernabilidad autonómica, teniendo en cuenta que el Gobierno de Aragón se sostiene con un pacto firmado con CHA, una formación contraria a este acuerdo.

Para el dirigente provincial tras 25 años de vigencia del modelo «es momento de volver a sentarse para alcanzar nuevos acuerdos entre regantes, empresarios, administraciones y ecologistas». Y le pidió al Gobierno de Aragón que se encargue de dirigir el proceso. «Le corresponde a la DGA liderar lo que debe ser un acuerdo en materia hidráulica, resolviendo problemas enquistados durante muchos años», expresó.

DEBATE INTERNO

Esta opinión causó controversia en el seno del partido, pues tras la paralización judicial de las presas desde el Ejecutivo se consideró «muy importante» una solución que permitiera terminar los proyectos. «No sé qué recorrido de recurso tiene la decisión judicial, pero la obra de Biscarrués desde el punto de vista de la creación de riqueza en Aragón tiene sentido», aseguró el presidente Javier Lambán.

El portavoz de los socialistas en las Cortes de Aragón, según recogió la Cadena SER, también mostró su sorpresa por la postura esgrimida por el responsable de la DPH. «En el PSOE siempre hay opiniones diversas y opiniones que se debaten pero en el tema hidráulico siempre hemos mantenido una posición clarísima», aseguró cerrando filas en la postura oficial de la formación. La última revisión del Pacto del Agua, un consenso técnico, económico y político de 1992, data del año 2000.

En clave interna, la discrepancia de la DPH con la línea marcada por la dirección en Zaragoza se suma a la distancia que la agrupación altoaragonesa ya ha expresado en relación al proceso de primarias dedespués del verano o al conflicto abierto con la DGA sobre la dotación de los parques de bomberos.

El dirigente provincial se coloca de este modo al lado de partidos como CHA o Podemos en su valoración de las infraestructuras hidráulicas. Hace unas semanas la diputada de la formación morada, Marta de Santos, apostó por un nuevo acuerdo al considerar que el vigente pacto «ha quedado desfasado» al no haber sido suscrito por las nuevas formaciones políticas. «Desde el día en que se sentaron a pensar hace más de 25 años no han vuelto a actualizar nada acerca de cómo gestionar el agua en Aragón», criticó.

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional declaró nulo a comienzos de julio el anteproyecto de construcción del embalse de Biscarrués, en dos sentencias en las que da la razón a tres ayuntamientos (Biscarrués, Murillo de Gállego y Santolaria) y varias oenegés por irregularidades en el impacto ambiental.

CONSENSOS

En otras ocasiones Gracia ha sido mediador en polémicas hidráulicas relacionadas. Uno de los últimos casos ha sido el del fallido embalse de Santaliestra y su alternativa, el pantano de San Salvador. La actual presa fue bien recibida por regantes y ecologistas y se construyó en tiempo récord sin que haya generado oposición, algo que pide recuperar.