+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CLÁSICOS.cargar.

Una muestra de novelas cultas sale de las sombras del Siglo de Oro

 

MIGUEL ÁNGEL ORDOVÁSMIGUEL ÁNGEL ORDOVÁS 03/02/2011

NOVELAS CORTAS DEL SIGLO XVII

EDITOR Rafael Bonilla Cerezo

EDITORIAL Cátedra

PÁGINAS 376

PRECIO 10 euros

He aquí un libro que seguramente no tendrá unas ventas millonarias, pero que sin duda posee un gran atractivo para todos aquellos a quienes les guste la literatura del Siglo de Oro; no sólo la novela, sino también la poesía.

El planteamiento que hace Rafael Bonilla Cerezo, editor de esta antología, es interesante: la historia y la crítica literarias han prestado mucha atención a la huella que la escritura de Góngora ejerció en la poesía de sus contemporáneos y sus inmediatos seguidores; sin embargo, su influencia también fue notable en la narrativa, y en particular en la novela corta, un género que en el siglo XVII todavía estaba buscando su identidad definitoria. El modelo de las Novelas ejemplares de Cervantes constituyó algo así como la corriente mayoritaria que siguieron otros escritores del momento, pero no fue la única: hubo otros que tomaron el camino iniciado por Góngora en sus obras mayores, adoptando sus formas poéticas al género en prosa.

Las seis novelas cortas que recoge la edición de Cátedra representan otras tantas facetas donde se refleja la poética diamantina del cordobés. Como recuerda el editor en la introducción, ninguna de ellas ha logrado vencer el olvido. Ciertamente, alguna puede resultar ardua para el lector actual, sobre todo las que exacerban la intrincada sintaxis gongorina o se pierden en los juegos de alusiones y elusiones que con tanta maestría desplegó el autor del Polifemo. Como alivio, entre las novelas está también El culto graduado, una jocosa parodia de los poetas advenedizos que abrazaron la nueva estética culta, y que todavía hoy se lee con humor. Aunque todo el volumen merece por parte del lector interesado una atención que hasta este momento había sido esquiva para estas obras que treguas al ejercicio sean robusto.