+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFRONTACIÓN PARLAMENTARIA

El Gobierno de EEUU cierra parcialmente por falta de fondos

Los demócratas impiden en el Senado que se apruebe una prorroga de los presupuestos

 

La representante de California Nancy Pelosi , una conferencia de prensa instando a la accion del Congreso a favor de los Dreamers, el pasado jueves - SHAWN THEW (EFE)

EL PERIÓDICO
20/01/2018

El Gobierno de Estados Unidos inició esta medianoche un cierre parcial de sus actividades por la falta de fondos para financiarlas después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso. Este cierre coincide con el primer aniversario del presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

La última vez que el Gobierno de Estados Unidos tuvo que cerrar por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la presidencia del país, un parón que se alargó durante 16 días. En el 2013, Obama mandó a más de 800.000 trabajadores públicos -los considerados "no esenciales"- a sus casas suspendidos de empleo, cerró museos y parques nacionales y canceló tratamientos experimentales en los centros médicos de investigación federales.

A la espera de comprobar las consecuencias prácticas del presente cierre, el jefe del Pentágono, James Mattis, advirtió de que algunas operaciones militares quedarán suspendidas a la espera de fondos, aunque la falta de presupuesto no afectará a la guerra de Afganistán ni contra el Estado Islámico (EI).

Regularizar 'dreamers'
Los demócratas, que forzaron el cierre con su oposición a las cuentas en el Congreso, habían condicionado su voto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" o "soñadores".

Después de la medianoche del viernes al sábado, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que advirtió de que "no negociará" con los demócratas el estatus de los "soñadores" para lograr nuevos fondos y calificó a la oposición de "perdedores". "No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus insensatas demandas. Este es un comportamiento de perdedores obstruccionistas, no de legisladores", expresó la Casa Blanca.

El Gobierno de Trump dijo que solo "reabrirá las negociaciones sobre la reforma migratoria" una vez los demócratas desbloqueen las cuentas.

Mayoría insuficiente
La propuesta presupuestaria presentada por los republicanos obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar unos fondos que requerían el apoyo de 60 senadores. Esta propuesta, que la Cámara Baja sí logró aprobar este jueves, dotaba de financiación al Gobierno hasta el 16 de febrero, prolongando así el plazo de negociación entre demócratas y republicanos para unos presupuestos definitivos.

Los demócratas, sin embargo, condicionaron su apoyo a las cuentas a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" o "soñadores". El estatus legal con el que el anterior presidente estadounidense, Barack Obama, dotó a estos jóvenes expira el próximo 5 de marzo, fecha a partir de la cual podrían ser deportados.

Aunque Trump se implicó personalmente en las negociaciones con los demócratas para lograr los fondos necesarios para mantener su Gobierno en funcionamiento, estos no dieron su brazo a torcer. Ante la perspectiva de un inminente cierre de Gobierno, Trump canceló su viaje previsto para hoy a Mar-a-Lago, su mansión de Florida, en la que pretendía celebrar su primer aniversario en la Casa Blanca, que se cumple este sábado.