EL FUTURO DE LA FORMACIÓN ARAGONESISTA

Allué pide «un gesto urgente» que acerque las posiciones

Los críticos creen que la decisión de la Justicia les puede resultar favorable

Elena Allué, en el centro, durante la clausura del congreso. | JAIME GALINDO

Elena Allué, en el centro, durante la clausura del congreso. | JAIME GALINDO / M. C. L.

M. C. L.

No llegará la calma tras la tempestad vivida este fin de semana en el seno del PAR. Hasta última hora estaba tendida la mano a firmar un acuerdo que evitara la confrontación electoral, pero, tras la victoria de Arturo Aliaga y la conformación de la nueva Ejecutiva, todavía quedan muchos flecos por cerrar.

El primero, la duda sobre la continuidad de la candidata Elena Allué como directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, que depende directamente de la consejería de Industria que dirige Aliaga. El actual líder del partido aseguró en su discurso de investidura que «a partir de mañana [hoy] empezamos este proyecto», todo «sin echar a nadie» del partido y entendiendo que «todas las ideas que se aporten serán buenas si son buenas para Aragón y los aragoneses».

Allué, por su parte, afirmó que va a esperar a un «gesto urgente» que deje ver una intención de «reconstruir el partido». Al ser preguntada sobre si esperaba continuar a la cabeza de la dirección general, la titular de Turismo reiteró que «tiene que haber muchos gestos», que se puede tender la mano de muchas maneras, dando a entender que espera de Aliaga y el sector oficialista un cambio que no parece fácil. De momento, ya ha anunciado que se va a ir a la carretera, a recorrer los pueblos y comarcas de la comunidad para conocer de primera mano los problemas de cada cual.

Arturo Aliaga evitó dar a conocer el futuro de su rival en las urnas este fin de semana. «Hoy toca comer en familia y relajarse después de los sufrimientos de ayer», a lo que añadió que «el congreso ha pasado, ha tenido resultados y toca elevar la vista y mirar al futuro» en esta «nueva etapa», periodo que nace sin haber suturado la gran brecha que se ha abierto entre ambas partes en los últimos meses.

Allué señaló que tras el resultado se abren dos vías. Una judicial, la de las medidas cautelares solicitas por el militante Xavier de Pedro, cuyos resultados se conocen el jueves. La otra, la de «la Ejecutiva del 50%» del partido, la que le brindó su apoyo en la votación y a la que convocará esta semana «para tomar decisiones».

«Competition is good, que dicen por ahí,», le dijo ayer Arturo Aliaga a su contrincante, Elena Allué, en su discurso de clausura del congreso. El presidente del Partido Aragonés destacó la importancia y valor de la ponencia política, aprobada casi por unanimidad y «pactando todo» en este congreso del PAR que «es la guía política para construir este gran proyecto», al tiempo que negó que el PAR esté dividido. «Nos daban por muertos en 2015, en 2019 y aquí estamos, gobernando y con un senador. El partido es el partido. Lo de la división es una anécdota», sentenció aun consciente de que el futuro es casi imposible si no se restituyen los equilibrios dentro de una formación quebrada.