Kiosco

El Periódico de Aragón

LA EVOLUCIÓN DEL MERCADO INMOBILIARIO

Los precios en Zaragoza: el alquiler va por calles

Un paseo por diez de las calles más conocidas de Zaragoza refleja que el paso del tiempo no ha afectado a todas las rentas por igual. Tenor Fleta y Delicias son los extremos

La mítica calle Delicias, popular y peatonal, acoge decenas de bazares y tiendas, y tiene uno de los alquileres más baratos.

Diez barrios o diez calles no definen una ciudad, pero al pasear por ellas se deslizan detalles de quienes las habitan y sus modos de vida. Si son grandes avenidas, llenas de coches, o pequeñas calles peatonales. Si están pobladas de bloques de pisos de pequeñas ventanas y habitaciones oscuras, o si tienen edificios bordeados de jardines y luminosas terrazas. Si abundan los bazares, los restaurantes, o las peluquerías de siempre. Si el pequeño comercio resiste, o si lo que quedan son franquicias.

Las calles y avenidas hablan de los ciudadanos que las habitan. Y la información de lo que se paga por residir en ellas da cuenta de cómo cambia la realidad social.

En Zaragoza hay calles como la mítica Delicias. Peatonal, popular, llena de pequeños comercios y de vida. Da nombre a uno de los barrios consolidados de la ciudad. Marca el alquiler mínimo de las calles analizadas, tanto en términos relativos, como de media. Según los datos de 2020 que refleja el programa Dónde vivo del Instituto Geográfico de Aragón, se puede alquilar un piso por 300 euros, y como máximo, por 600. De media, la renta mensual se sitúa en 438. La más baja.

Por dos 8 Desde el año 2000, los alquileres se han duplicado en esta vía.

En el otro extremo, alquilar un piso en Gertrudis Gómez de Avellaneda, en el demandado Actur, cuesta como mínimo 600 euros; y la media se sitúa en 650. El máximo histórico queda lejos todavía. Se registró en 2008, con una renta media mensual de 749 euros. Ya era un barrio caro a principios de siglo, con 408 de arrendamiento medio.

La avenida Tenor Fleta, eterna aspirante a su prolongación, corazón del barrio de San José, también está entre las más caras de las vías analizadas. El alquiler máximo alcanza los 900. De media, 588. Pero es un valor que todavía no supera al del boom inmobiliario, cuando esta calle marcó una media de 610 euros al mes.

Las avenidas Tenor Fleta y San José, cercanas pero distintas en cuanto al precio del alquiler. ANGEL DE CASTRO

Su cercana avenida San José también ha experimentado un notable aumento. Si en el año 2000 podían pagarse 280 euros al mes, ahora la media se sitúa en 538 euros, con rentas máximas de 650. Más del doble en veinte años.

En Las Fuentes, la mítica Compromiso de Caspe, refleja unos precios más humildes, con alquileres mínimos de 380 euros y 460 de media. Lejos todavía de los máximos de 2008, con 540 euros de media mensual.

En la avenida Juan Pablo II, en el barrio Universidad, los precios fueron estables en 2020; unos 550 euros mensuales, pero 2019 marcó el máximo histórico, con una renta de 836 euros.

También se encuentra entre los alquileres más elevados el céntrico paseo de Fernando el Católico, con un alquiler medio de 575 euros, que llegó a superarse en casi 100 euros más en el ejercicio 2019, antes del covid. Y en Valdespartera, uno de los barrios más solicitados, el alquiler medio es de 570 euros en Cantando bajo la lluvia, muy cerca del máximo histórico, 600.

La avenida Cataluña, en el Arrabal, marca el punto medio, con alquileres de casi 500 euros de media. Eso sí, son el doble que en el año 2000. La Almozara, con una gran variabilidad de alquileres, se aproxima a la media más elevada, con 566 euros mensuales. Pero en la avenida Pablo Gargallo se encuentran viviendas por 400 euros de mínimo, y 800 de máximo.

Compartir el artículo

stats