Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LA ATENCIÓN A PERSONAS DISCAPACITADAS EN ARAGÓN

Atades: "En 60 años hemos dado más visibilidad a las personas con discapacitad intelectual"

"Contamos con ayuda de las administraciones, pero no se llega a todo"

El presidente de Atades, Antonio Rodríguez, lleva 25 años en la entidad. DANIEL PÉREZ / ATADES

Cuando ascendió el pasado julio al cargo de presidente de Atades, Antonio Rodríguez Cosme llevaba ya dos años como vicepresidente de esta entidad sin ánimo de lucro. Pero en realidad forma parte de la institución desde hace unos 25 años, por lo que conoce una parte clave de su trayectoria. De hecho, su vínculo con la asociación es a través de un hijo con síndrome de down, que fue el motivo por el que a finales del siglo pasado decidió venir de Toledo a Zaragoza, ya que vio que aquí tenía «más posibilidades» de crecimiento personal. Hoy Atades cumplirá 60 años de existencia.

¿En qué medida ha cambiado Atades en sus 60 años de existencia?

Lo que ha cambiado y evolucionado fundamentalmente ha sido la sociedad y Atades se ha adaptado a los nuevos tiempos, dando voz y participación a las personas con discapacidad intelectual. Ha habido un proceso de cambio social en el que las personas con discapacidad han pasado de sujetos pasivos a sujetos activos de derecho.

 ¿Ha conseguido Atades influir en la forma en que la sociedad percibe la discapacidad intelectual?

Por supuesto. Además, al tiempo que ha ido cambiando la sociedad nosotros hemos dado más visibilidad a las personas con discapacidad intelectual.

¿Cuenta la entidad con suficiente financiación pública?

Hacemos lo posible y lo imposible por llegar a cubrir los numerosos proyectos que tenemos en marcha, unos ya funcionando y otros pendientes de ponerse en marcha. Para ello contamos con ayuda de las administraciones públicas, aunque siempre queda algo por cubrir y hay cosas a las que no se puede llegar. La tarea es cada vez más compleja, lo que conlleva cada vez un mayor número de personas y de colectivos perceptores de recursos y servicios sociales. No es fácil llegar a todo con los fondos públicos, por lo que puede ocurrir que los últimos proyectos lleguen con un poco de retraso.

¿A cuánto asciende el presupuesto anual?

Estamos en torno a los 19 millones de euros y además tenemos una plantilla compuesta por unas 900 personas, una estructura que requiere muchas ayudas públicas. Como no se llega a todo realizamos nuevos proyectos que permitan alcanzar lo que no se consigue mediante los fondos de las administraciones. Tenemos muchos centros y estos centros necesitan más personas que los atiendan para alcanzar determinadas ratios. Hacen falta muchos profesionales de distintas especialidades, desde monitores y cuidadores a psicólogos.

Uno de sus proyectos es una residencia en la que convivan padres e hijos. ¿En qué punto se encuentra?

Ya se presentó hace unos años al Gobierno de Aragón y hay que volver a retomarlo porque las condiciones han cambiado bastante durante este tiempo. Ahora estamos esperando a ver qué podemos retomar, pero es un proyecto a largo plazo. Llevará tiempo sacarlo adelante.

¿Cuáles son ahora mismo los principales retos que tiene planteada Atades?

Entre los retos inmediatos y ya en marcha figura el exoesqueleto pediátrico, que es un equipo para poder dar atención personal a personas con movilidad. Además, se ha puesto en marcha la unidad de autismo, que trata de reforzar a las personas que sufren este trastorno para poderlas integrar en la sociedad.

¿Qué se ha conseguido en materia de inclusión social de las personas con discapacidad?

Queda bastante por hacer, pero nuestra intención es potenciar al máximo la vida autónoma y la inclusión de las personas con discapacidad intelectual. Pero en principio se están dando pasos bastante importantes y se está consiguiendo integrar a esas personas en el mundo laboral.

¿A cuántas personas presta asistencia Atades?

Actualmente tenemos en torno a 3.000 usuarios, además de a sus familias, lo que supone un volumen importante de personas que reciben nuestra atención. Se trata de dar apoyo para poder sobrellevar la parte de los hijos que carecen de autonomía.

¿De qué servicios disponen en este momento?

Disponemos de centros residenciales, centros ocupacionales, un colegio de educación especial inaugurado el año pasado, un centro de atención temprana y una fundación tutelar, así como una unidad de atención a personas con discapacidad intelectual que son víctimas de violencia. Por otro lado, también tenemos en marcha cerca de Jaca un proyecto denominado Cielos de Ascara, que es una plantación de trufas, mientras que en el Moncayo contamos con terrenos para el cultivo de hongos típicos de esa zona. 

Compartir el artículo

stats