Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

REPORTAJE

Estancias de alto nivel para predoctorales de Aragón

El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha las primeras ayudas a la movilidad para investigadores predoctorales, de las que han resultado 32 beneficiarios / EL PERIÓDICO charla con tres de ellos, que resaltan la importancia de contar con esta subvenciones, especialmente, para afrontar los gastos de manutención

Una investigadora durante una jornada de trabajo en un laboratorio. EL PERIÓDICO

Hace años que los investigadores predoctorales de Aragón reclamaban algún tipo de ayuda para salir de la comunidad y enriquecer sus proyectos desde otro punto de vista. Su petición ya es una realidad, porque la DGA ha puesto en marcha la primera línea de subvenciones a la movilidad para que estos jóvenes puedan salir a centros de I+D+i nacionales e internacionales. EL PERIÓDICO DE ARAGÓN charla con tres de ellos y todos resaltan la importancia de disponer de esta subvenciones, sobre todo, para afrontar los gastos de manutención.

Alejandro Sanz: "Va a ser una experiencia muy enriquecedora»

La estancia que este sábado va a iniciar Alejandro Sanz en el Centro de Humanidades de la Universidad Nova de Lisboa va a ser la quinta que experimente. Las anteriores las logró a través de programas o entidades privadas, pero «tras una larga espera» por fin han llegado las del Gobierno de Aragón, que son de una dotación económica mayor. En su caso, de 900 euros al mes. «La mención de doctorado tiene como requisito una estancia de tres meses en un centro de investigación extranjero. Eran unas ayudas muy demandadas. Ayudan a cubrir gastos de manutención cuando tienes que salir fuera», explica.

Alejandro, en el museo Rijksmuseum de Ámsterdan, durante su estancia. SERVICIO ESPECIAL

En su caso, en Lisboa podrá ampliar conocimientos para su proyecto de investigación que se llama Japón y España, relaciones a través del Arte. «La estancia me va a permitir conocer cómo trabajan allí. Tengo ganas porque voy a estar con profesores y con expertos con los que compartiré ideas y, además, me podrán orientar», cuenta Sanz. Además, el poder consultar allí archivos documentales va a ser «muy enriquecedor» para su trabajo. «No es lo mismo un documento digitalizado que físico», recalca Sanz.

Por otro lado, el joven no conoce Lisboa, otro «aliciente» para su estancia de tres meses. «Tanto académica como profesionalmente va a ser una experiencia buena. Es otra cultura, otra ciudad, otra gente, y al final de eso también se aprende», cuenta.

Gloria Pérez - "Estoy en el tramo final de mi tesis y esta oportunidad me va a ayudar"

La investigación de Gloria Pérez se centra en estudiar la relación de la tensión arterial con los posibles problemas de daño cardiovascular en niños y adolescentes. Está en la fase final de su tesis y la estancia de un mes que va a realizar en un grupo de investigación de Valencia le va «a ayudar mucho», según cuenta. «Es una buena oportunidad», explica.

Gloria Pérez, durante una jornada de trabajo en el laboratorio. SERVICIO ESPECIAL

En su caso, ella eligió Valencia «por cercanía» y porque dispone «de poco tiempo» para terminar su proyecto. «El trabajo lo tengo muy definido. Me quedan dos meses y en Valencia voy a poder estar con un grupo de investigación que aborda la línea de estudio que estoy trabajando», dice Pérez, que viajará este fin de semana a la ciudad del Turia.

Su ayuda oscila entre 700 y 800 euros, con la que prevé paga sus dietas, desplazamiento y manutención. «La ayuda es buena. Si estamos pagando un alquiler en Zaragoza y, además, hay que pagar otro en el lugar de la estancia, no llegaríamos con sueldo que tenemos el personal de investigación en formación, que es bastante bajo», indica la joven, que estudió Nutrición Humana y Dietética en Huesca. «En el currículo este tipo de estancias cuentan mucho. Es una lástima que no se hayan puesto en marcha antes», señala.

Manolo Pedrón - "Ha sido la beca más cuantiosa de las que he tenido"

El disfrute de la ayuda de la DGA por parte de Manolo Pedrón ha seguido el camino inverso. En su caso, este químico se marchó a Reino Unido, a la Universidad de Cambridge, para realizar su estancia en noviembre de 2021 y regresó el pasado mes de marzo. Una vez aquí y tras cumplir con los requisitos, el Ejecutivo autonómico le reintegró el dinero que le correspondía. «Recibí unos 3.700 por dos meses y medio. No está nada mal», cuenta Pedrón, cuyo proyecto de investigación es Bifurcaciones en la Superficies de Energía Potencial de Sistemas Químicos y Biológicos.

Manolo durante su estancia en Reino Unido, hace unos meses. SERVICIO ESPECIAL

«Investigo por qué hay reacciones químicas que suceden así e intento predecir qué va a pasar. Para ello hay que hacer cálculos que puede durar una semana o más. Allí, en Cambridge, hay un investigador que es un referente porque ha diseñado un software que logra hacer estos cálculos en un par de horas», cuenta Pedrón.

«Me encontré con mucho nivel, sentí que me faltaba mucho al lado de aquellos compañeros. La experiencia ha sido muy positiva», asegura el joven, que forma parte del grupo de Química Bioorgánica y Computacional de la Universidad de Zaragoza. «De las becas que yo he tenido, esta ha sido la más cuantiosa. Recomiendo pedirla porque te da la oportunidad de ir a sitios de mucho nivel», asegura.

Compartir el artículo

stats