Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

FIESTA DEL CONSUMISMO

El Black Friday sigue pujante en Aragón a pesar de la inflación

El optimismo en el comercio local choca con los vaticinios de una caída del gasto medio. Esta campaña y la Navidad moverán 2,6 millones de envíos en la comunidad

Dos viandantes miran un escaparate en una tienda de bolsos y maletas de la calle Alfonso I. | EL PERIÓDICO

Ya está aquí una de las locuras más recientes del consumismo. El Black Friday, ese término inglés del viernes negro que hasta los abuelos ya han aprendido a pronunciar, se ha convertido en pocos años en parte de la cultura comercial de los aragoneses y españoles, que han abrazado la costumbre de adelantar las compras navideñas con el aliciente de beneficiarse de unos descuentos que a veces no lo son tanto. El objetivo del ahorro es más perentorio ahora si cabe, en un año marcado por la inflación desbocada y los precios rampantes en casi todo. Precisamente por ese motivo las previsiones de ventas son algo más negras que en la campaña anterior, que fue especialmente exitosa porque empezaba a superarse lo peor de la pandemia. Aun así el comercio zaragozano tiene grandes expectativas puestas en esta fiesta de las compras a la que espera sacar todo el partido posible.

El otro sector que dispara su actividad en estas fechas es el de paquetería y logística, que es una de las actividades que más refuerza sus plantillas para afrontar el aluvión de pedidos del comercio electrónico que se registra. En Aragón se moverán unos 2,6 millones de envíos (100,3 millones en toda España) entre la llamada semana negra (black week) y el final de la Navidad, con picos máximos que alcanzaran las 120.000 expediciones al día, según estimaciones de la patronal nacional de logística UNO. Esta organización empresarial pronostica que el número de operaciones será un 5,3% inferior al de la campaña de 2021, lo que achaca a una «espiral inflacionista sin solucionar en la que estamos envueltos», a la contracción del consumo derivada de la reducción del poder adquisitivo de las familias y a la caída en las inversiones, «que ya se han dejado sentir en nuestro sector», cuya actividad descendió un 16% en el segundo trimestre del año.

«En este contexto, y con la amenaza de una recesión inminente, llega un Black Friday donde las familias serán mucho más prudentes a la hora de realizar alguna compra», expone el comparador de precios Idealo tras realizar una encuesta de proyección de consumo en el Black Friday. En ella se muestra que el 41% de los consumidores no tiene intención de comprar nada durante estas fechas, y que buena parte de los que sí lo harán pretenden gastar menos que el año pasado. Mientras que entonces el gasto medio fue, según esta plataforma, de 271 euros, este año el 49% asegura que prevé invertir menos de 200 euros.

El colchón del ahorro

La consultora Tandem Up llega a una conclusión parecida. Los datos que maneja muestran a una porción mucho mayor de gente dispuesta a comprar (85%), pero también con menor volumen de gasto. La estimación para 2022 es un promedio de 183 euros, una cifra inferior a los 200 euros que anticipaban los mismos informes del año pasado o de antes del covid.

La principal baza para avivar el consumo es el ahorro embalsado por las familias en los peores momentos de la crisis del coronavirus. Los aragoneses tienen más de 5.000 millones de euros más en sus cuentas bancarias que antes de la pandemia, un colchón que permite aliviar el impacto de una inflación que empobrece a las familias.

Otro punto que puede jugar a favor de que se animen las ventas es la ola de frío que ha llegado tras un otoño inusualmente cálido, lo que favorece de forma clara al comercio textil, deseado de vender prendas de invierno. El Mundial de fútbol que se celebra desde de este domingo en Qatar es el estímulo añadido con cuentan los establecimientos de electrodomésticos por el rebote de las ventas de televisores que siempre se produce con este tipo de acontecimientos deportivos.

En paralelo al incremento del consumo que se produce a golpe de ofertas y promociones, empresas de comercio, transporte y logística aumentan sus necesidades de mano de obra. El Black Friday y el Cyber Monday generarán alrededor de novecientas contrataciones en Aragón, un 6,7% menos respecto a 2021, cuando fueron 1.080, según un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad. Este descenso del empleo es muy similar a la media nacional (-17,3 %). El volumen de contratación que se firmarán en la autonomía supondrá el 2,7% del total del país.

El 26 de noviembre se producirá oficialmente el pistoletazo de salida de la temporada de compras, rebajas y cuentas bancarias que menguan para conseguir ropa, electrodomésticos, productos navideños y todo tipo de objetos. Los descuentos flash se alargan a toda la semana en la mayoría de tiendas y llegan al día 29 con el Ciber Monday. Las expectativas del comercio son altas. Prueba de ello es la alta afluencia que registraron ayer los centros comerciales de Zaragoza, que han vuelto a programar actividades y promociones para animar las compras.

Compartir el artículo

stats