+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFRAESTRUCTURAS

Educación retrasa las obras de ampliación del colegio Miralbueno

La previsión era que el próximo curso, como integrado, tuviera ya Secundaria. Este año ya hay alumnos de ESO reubicados en otras aulas del barrio

 

Vista del recreo del colegio Miralbueno, ahora llamado Río Sena. - JAIME GALINDO

ANA LAHOZ
11/01/2019

Las obras de ampliación del colegio Miralbueno, llamado Río Sena desde que pasó a ser un centro integrado en el 2018 (con la oferta de Secundaria), no estarán finalizadas hasta el primer trimestre del 2020. Así lo aseguraron ayer a este diario fuentes del Departamento de Educación, que en un principio había asegurado que el próximo curso 2019-2020 el centro ya dispondría de las infraestructuras para acoger también a los alumnos de ESO.

De este modo, los 67 estudiantes ya escolarizados este curso en el Río Sena, pero reubicados en clases del Julio Verne (también en el barrio), no podrán volver todavía al centro, ni tampoco podrán cursar en él 1º de ESO los estudiantes que este año terminen 6º de Primaria. La situación está generando «inquietud» en las familias, que apuntan que a «nueve meses del inicio del curso, los 67 alumnos de 1º de la Eso y los niños de 6º de primaria del colegio (cuenta con 5 vías), no saben dónde ni cómo van a poder estudiar próximo año», apuntaron.

REUNIÓN CON LAS FAMILIAS

Fuentes de Educación apuntaron que «en breve» tendrá lugar una reunión con las familias para explicarles la situación. «Se escolarizó a los alumnos con una medida provisional como prueba del compromiso con este equipamiento y se está trabajando para poder acelerar todos los trámites», añadieron desde la DGA.

El futuro edificio está previsto de tres alturas y contará con sótano. Se levantará en un pequeño terreno de uso público ubicado frente al colegio y cuyas obras y presupuesto de licitación todavía no ha sido publicado.

«Han dejado transcurrir plazos sin hacer nada e incumpliendo claramente lo indicado a los padres. Nadie les pidió que designaran al colegio como centro integrado, fue decisión suya», señalaron las familias.

«Lo mínimo que les podemos pedir es que sean consecuentes con sus proyectos y tengan seriedad. Ahora estamos seriamente preocupados porque estamos en la misma situación que en el 2018, pero con la inquietud terrible de no creer en ninguna solución», añadieron.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.