+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El inicio del curso escolar

Hacienda autoriza 26 millones para hacer obras en centros educativos

La cantidad forma parte del plan de infraestructuras del Ejecutivo y permitirá realizar diez actuaciones. El Ministerio de Educación rechaza de plano instalar cámaras de vigilancia en las escuelas

 

El presidente de Aragón, Javier Lambán, junto con el consejero de Educación, Felipe Faci, ayer en el colegio Parque Venecia de Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO / JAIME GALINDO

ANA LAHOZ
11/09/2019

Casualidad o no, el Gobierno de Aragón garantizó ayer, en un primer día del curso escolar en la comunidad que transcurrió con normalidad, un total de 26 millones para acometer actuaciones en diferentes colegios e institutos. La cantidad, tras recibir el visto bueno de Hacienda, forma parte de los 153 millones del plan de infraestructuras del Departamento de Educación, que tiene vigencia hasta el 2020 y que, tras esta última tramitación, supone la culminación de dicho programa de obras y actuaciones.

El anuncio lo hizo el presidente de Aragón, Javier Lambán, a primera hora de la mañana en el colegio Parque Venecia, un barrio donde, precisamente, se levantará un segundo centro gracias a dicha cantidad de 26 millones aprobada en Consejo de Gobierno. Ese dinero también asegura en Arcosur la construcción de otro centro. «De este modo, la escolarización de la zona sur de Zaragoza se dará por concluida. Era uno de nuestros retos cuando llegamos hace cuatro años, ya que se producía un éxodo escolar en esta zona de la ciudad que no era razonable ni de recibo», señaló el presidente, a quien acompañó el consejero de Educación, Felipe Faci.

La luz verde de Hacienda a otro montante del plan de infraestructura permitirá, además, acometer las obras de transformación en centro integrado del colegio Río Sena de Zaragoza (Miralbueno), la construcción del nuevo centro de Alfajarín o el instituto de Cuarte de Huerva. También permitirá, entre otras cosas, la puesta en marcha de los trabajos para crear Bachillerato y FP en el instituto de La Puebla de Alfindén, la construcción de un polideportivo en el colegio Campo de Borja o la ampliación de espacios en el centro rural agrupado L’Aldaba de Bujaraloz.

Más allá de las cuestiones puramente administrativas, cerca de 109.000 alumnos volvieron ayer a las aulas en Aragón en un día que fue especial en Pedrola y en Binéfar, donde estrenaron sus nuevos colegios. También en Las Anejas de Teruel, en el Valdespartera IV o en Arcosur fue el primer día de algunos de sus edificios y aulas.

ALGUNAS QUEJAS

Ante las críticas vertidas hace unos días desde el PP Aragón, que aseguró que el inicio escolar llegaba con «carencias» y con «muchos» barracones, Lambán señaló que los populares, en materia de infraestructuras educativas, «tendrían que estar enmudecidos porque su gestión en cuatro años fue absolutamente nefasta», dijo.

«La utilización de aulas prefabricadas es imprescindible cuando no existen los espacios correspondientes, pero hay un plan muy ambicioso que terminará con esa precariedad de instalaciones que fue herencia, por cierto, del PP», añadió Lambán.

Por otro lado, el sindicato CGT mostró ayer su malestar por la «tardía resolución provisional» de las becas de comedor, que se hizo el pasado lunes. ««No hay lista definitiva de alumnado becado y la mayoría de centros no ha podido gestionar los grupos de comedor», señaló el colectivo. «El número de monitoras, los pedidos de menús y proveedores o la información a las familias son cuestiones que debían estar cerradas hace tiempo», reiteraron. Por su parte, fuentes de Educación precisaron que, con los datos provisionales ya enviados, todos los alumnos becados ya comieron ayer en los colegios.

Respecto al banco de libros, una de las grandes novedades de este curso, Lambán resaltó la iniciativa, aunque reconoció que pueden darse «disfunciones» en su puesta en marcha al tratarse de algo nuevo. «Estoy convencido de que se podrán corregir», dijo, mientras el consejero Faci, tras él, asentía con la cabeza. En concreto, hay algunas familias que han considerado estos días «injusto» el hecho de que quien tiene beca de libros acabe pagando «más» que quien los compra en un banco de libros.

VIGILANCIA EN LAS AULAS

Por último, el Gobierno mostró ayer su rechazo a la propuesta de la Fiscalía General del Estado de instalar cámaras de vigilancia en ciertos espacios escolares, como aulas y despachos, con el objetivo de combatir los crecientes abusos sexuales cometidos en el entorno de los niños y adolescentes.

En declaraciones a Onda Cero, la ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, tiró de diplomacia asegurando que todas las propuestas «pueden ser debatidas». Pero acto seguido añadió que la sugerencia de la Fiscalía es «una medida absolutamente fuerte», una especie de «Gran Hermano permanente» que, además, «no valdría para gran cosa ya que no es precisamente en las aulas donde se producen esas agresiones», apuntó Celaá.

Fiscalía consideró «inquietante» el aumento de la violencia machista entre los jóvenes y lo vincula al uso de la pornografía. En la misma línea de Celaá, el secretario de Estado de Educación en funciones, Alejandro Tiana, comparó la sugerencia de los fiscales con medidas como la instalación de detectores de metales en la entrada de los institutos en EEUU para acabar con las armas de fuego.

El número dos del ministerio dejó claro que meter cámaras «de forma indiscriminada» en los centros «no soluciona el grave problema» de las violaciones. Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, se mostró prudente y «ante la falta de información» no entró a valorar la cuestión.