+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El teléfono del lector

 

07/04/2004

BIENVENIDA A JOSE ANTONIO ARANDA. Soy un abonado del Real Zaragoza que quisiera dar la bienvenida a José Antonio Aranda. Sin él, la Copa del Rey estaba incompleta. Desde ahora, me siento mucho más zaragocista. E. G. ZARAGOZA

LIMPIEZA NOCTURNA. Mis felicitaciones al Ayuntamiento de Zaragoza. Cuál fue mi sorpresa ayer a las dos de la madrugada al escuchar ruidos en la calle Fita. En un primer momento pensé que provenían del camión de la basura, pero ahí estaban unos trabajadores con la manguera enchufada. En esta calle abundan los bares y los lunes por la mañana las aceras amanecen repletas de restos de cristales, vómitos y alcohol. Los vecinos nos vemos obligados a contener la respiración y a caminar mirando al suelo para ver lo qué pisamos. Creo que es la primera vez que los trabajadores de la limpieza pública proceden a realizar tal servicio que tiene especial mérito por llevarse a cabo a esas tan intempestivas de la noche. JUANA DELGADO. ZARAGOZA

ALCORQUES ROTOS. La tapa que cubre algunos alcorques del paseo Independencia, a la altura de la plaza Paraíso, están rotos, pese a ser metálicos. De esta manera, toda la basura, ya sean colillas o papeles que están tirados en la calle, acaban por acumularse junto al árbol. Quisiera pedir al área de Parques y Jardines que repusieran esas tapas para que los árboles no terminaran rodeados de porquería. CARLOS ABADIA. ZARAGOZA

APARCANDO A GOLPES. Cuando veo cómo aparcan algunos ciudadanos en las calles de la ciudad doy gracias por tener una plaza de garaje particular. Con tal de aparcar su vehículo, bastantes personas acaban golpeando a los coches que tienen delante y atrás, sin importarles lo más mínimo. Ellos a lo suyo. Que su coche permanezca bien estacionadito, aunque el resto de los vehículos terminen con bollos y rayajos. A estos ciudadanos habría que censurarlos para que tuvieran un poco más de respeto hacia los bienes de los demás. Algunos sudamos mucho para conseguirlos. JOSE ANTONIO BELTRAN GONZALEZ. ZARAGOZA