+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CAI ZARAGOZA

Alberto contra el temporal

El club elige al coordinador de la cantera para sustituir a Curro Segura

 

A. H.A. H. 25/01/2009

El zaragozano Alberto Angulo Espinosa (19-6-1970), coordinador de la cantera del CAI Zaragoza y hasta ayer entrenador del Olivar de Liga EBA, tomará el relevo de Curro Segura desde hoy mismo ±será presentado a las 12.00± y hasta final de temporada. El exescolta del CB Zaragoza y del Madrid dirigirá al equipo esta tarde a las 19.00 horas en el pabellón Príncipe Felipe para preparar el encuentro del 1 de febrero en la pista del Alta Gestión Fuenlabrada. Así lo decidió ayer el consejo de administración del club que preside Reynaldo Benito después de una serie de reuniones de urgencia que habían comenzado el pasado jueves, tras la lastimosa derrota cosechada en el Príncipe Felipe frente al Kalise Gran Canaria, un encuentro que finalizó con la afición desatando su ira contra el técnico ya destituido y contra el director general de la entidad. Alberto García Chápuli. El base Taurean Green también se llevó lo suyo de la grada en el reparto de responsabilidades de un curso previsto para la permanencia aunque empobrecido mucho más de lo esperado.

El primer relevo en el banquillo en la nueva era ACB está sujeto a una galopante crisis de juego y de resultados que han arrastrado al conjunto aragonés a la decimoquinta posición, es decir acariciando la línea fronteriza con la zona de descenso que ocupan CB Murcia y Cajasol. El hecho de que la Asamblea General Extraordinaria de la ACB optara por reducir a uno los descensos, en el hipotético e improbable caso de que el Obradorio no haga efectivo su ingreso en la Liga en junio, no ha surtido un efecto calmante sobre un club que sólo ha ganado cinco de los 18 encuentros que ha disputado y que busca con este cambio diferentes respuestas.

UN HOMBRE DE LA CASA / En primer lugar, este giro otorga las riendas a un hombre de la casa sin experiencia en la élite pero con un estupendo currículum como jugador para que, con su figura de héroe local, apacigüe los ánimos encendidos de la hinchada, ordene un vestuario despegado de Segura, dé, si es posible, una mano de barniz táctico a la plantilla para frenar el desplome deportivo, y complete el torneo con bastante más decoro que el invertido hasta la fecha. La depuración podría alcanzar también a Taurean Green y a Larry Lewis, ambos ocupantes de las plazas extracomunitarias y cuyo rendimiento no ha alcanzado ni de lejos el nivel esperado. En este sentido habrá que esperar acontecimientos y conocer la opinión de Angulo sobre los estadounidenses y si existe suficiente capital en la tesorería para nuevas adquisiciones. La delicada salud económica de la institución puede frenar mudanzas en la plantilla.

El reloj del despido de Curro Segura se puso en marcha mucho antes de que el Gran Canaria pisoteara la alfombra que gentilmente le puso el CAI el jueves. El granadino se paseaba con la sombra de la guillotina sobre su cabeza desde hace tiempo, casi desde la parrilla de salida de la competición por la escasa confianza con la que la mayoría de los rectores le prolongaron el contrato tras subir a la ACB. Un abanico de malas decisiones técnicas que confirmaron las sospechas de los directivos sobre su capacidad para el liderazgo en el baloncesto de máxima altura, el plantel descompensado que le puso en la manos como una bomba García Chápuli y la suma consecutiva de fracasos empujaron al granadino al cadalso. Sólo la victoria contra un rival directo, el Cajasol, y el fichaje del croata Andrija Zizic para elevar el juego interior abrieron un breve paréntesis de fugaz confianza que desvaneció la muñeca libre y liberada del canadiense Carl English y la vergonzante capitulación defensiva de los jugadores contra el Kalise Gran Canaria.

DETERMINANTES / El pulgar de los seguidores hacia hacia abajo en dirección a Curro Segura y el índice señalando a Alberto García Chápuli como culpables de la situación fueron determinantes. El preparador andaluz, colaborador principal en el regreso a la Liga ACB el pasado mes de mayo después de doce años de travesía por el desierto, seis de ellos en la áspera y desagradecida Liga LEB, estaba sentenciado y era cuestión de hallar el hombre que tomara su relevo. Ya se le habían buscado sustitutos en pleno declive, pero finalmente Alberto Angulo ha sido el elegido. Es ésta una apuesta con connotaciones sentimentales que no hace mucho daño al bolsillo y que ofrecerá al técnico.aragonés una oportunidad inmejorable para estrenarse en la cumbre en el mejor banquillo posible, en el del club donde se formó y se hizo grande.H

Destacamos

Galerías de fotos