+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Alfred Julbe: "Debemos combatir la euforia y bajarnos de la nube"

  •  El técnico catalán avisa de la peligrosidad de un rival al que no ve rendido


  •  

    S. R. A.S. R. A. 01/05/2004

    Alfred Julbe sabe que el Plasencia no ha perdido el pulso e intentó mitigar la euforia contagiosa por un partido redondo que pone al CAI a las puertas de las semifinales. El técnico catalán lanzó un mensaje de calma. "Debemos combatir el clima de euforia y bajarnos de la nube en la que nos encontramos", aclaró Julbe que no se fía de un rival que ayer acabó fulminado sobre el parqué del Príncipe Felipe. "Plasencia ha demostrado que son capaces de ganarnos aquí. Ya lo han hecho en la Liga. Tienen mucha calidad y en una situación como el playoff, de gran presión, puedes subsanar tus errores en muy poco tiempo. No los veo rendidos", añadió Julbe.

    El calor de la grada es un manto protector que hace casi invulnerable al CAI. El técnico barcelonés calificó como "excepcional" la actuación del público. "Nos han apoyado cuando hemos jugado bien, pero, lo que es mejor, cuando no nos salían las cosas. Todo el mundo espera que el próximo partido ganemos cómodos, pero quizá el resultado es menos holgado, está apretado, y será en esos instantes cuando la respuesta del público será trascendental", expresó Alfred Julbe.

    OLVIDARSE DEL PARTIDO Por su parte, Dani García mostró un discurso pesimista. "Felicito al CAI. Jugando así es invencible. Con este ambiente era casi imposible no ganar el encuentro. Zaragoza llegará este año o el próximo muy alto, seguro", dijo el técnico extremeño, que aún así no se rinde: "Nosotros vamos a luchar, pero si el CAI juega así es casi imposible".

    Los jugadores del CAI tampoco lanzan las campanas al vuelo y ya se centran en el choque de mañana. "Nos tenemos que olvidar ya de lo que ha pasado. El equipo tiene que seguir muy concentrado", puntualizó Oscar González.