+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BALONMANO

De la Salud lleva al CAI hacia una cómoda victoria

 

Ibai Cano lanza a puerta en el partido de ayer. - Foto:ANGEL DE CASTRO

RICARDO MARTIRICARDO MARTI 03/10/2004

El CAI Balonmano Aragón logró su segundo triunfo en la División de Honor B por 28 a 24 frente al Ciudad de Logroño. Al final de la primera mitad se llegó con empate a 11 goles. Los aragoneses obtuvieron una victoria convincente cimentada en su acierto atacante durante la segunda parte y un buen trabajo defensivo a lo largo de los 60 minutos, con una defensa 6-0 muy intensa.

Durante la primera mitad y los compases iniciales de la segunda parte flotó sobre la cancha el fantasma del empate en la primera jornada frente al Covadonga. El partido era un calco del encuentro con los astures e incluso el Ciudad de Logroño se puso por delante con 12 a 14 para el equipo dirigido por Alberto Suárez. La defensa del CAI no podía parar al lateral izquierdo Vilches, que sumó la mitad de los goles del Logroño (12 tantos).

Pero a partir de ese momento los zaragozanos se lo tomaron en serio con un parcial de 4-1, poniendo en el luminoso con 20 a 17. La actuación en ataque del central De la Salud fue decisiva. El jugador catalán llevó el compás del equipo aragonés y dio confianza a sus compañeros. De la Salud, la calidad de Navarro y Corbin y el asentamiento sobre el campo del joven extremo Iván Aranda (tres tantos), que sustituyó con acierto a Cano, llevaron al CAI a jugar los últimos minutos sin que la afición tuviera que sufrir los nervios del choque contra Covadonga.

Por otro lado, el Forcusa Huesca fue derrotado en la cancha del Tres de Mayo por 21 a 20 en el choque de División de Honor B. Al final de la primera mitad se llegó con empate a 11 tantos. Por fin, en la liga femenina de Primera el Rótulos Plasneón Cristo Rey perdió por un claro 26 a 16 en el feudo de Contrucciones San Bernardo de Gijón. Pese a llegar al final de primer tiempo con empate, la segunda parte las aragoneses sufrieron muchas exclusiones.