+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Suspenso en actitud

El Huesca rebló ante un Athletic al que le bastaron cinco ocasiones para cerrar otra goleada (0-4)

 

Camacho y Aguilera pugnan con la defensa bilbaína por el balón en el área del Athletic. - EFE / JAVIER BLASCO

CARLOS CIRIA
07/12/2018

Los aficionados cruzaron los tornos de El Alcoraz con la convicción de que el milagro sería improbable, por no decir imposible. Acudieron al estadio con el deseo de ver a sus jugadores cosechar una victoria balsámica que les permitiera afrontar con otra mentalidad el complicado choque de Liga ante el Real Madrid. Bale, Modric, Sergio Ramos... las figuras madridistas copaban los pensamientos de los pupilos de Francisco 48 horas antes del partido, y se olvidaron de que delante había importantes jugadores como Aduriz, Íñigo Córdoba, Beñat o Raúl García.

Solo un cabezazo de Gürler, que salió muy desviado de la portería de Unai Simón, levantó al público de sus asientos para cantar el primer gol. A partir de ese momento, el Huesca dijo adiós. Los leones no eran los dueños del lugar, pero sí los más inteligentes. Aprovecharon las ofertas defensivas de la zaga oscense en el lateral derecho para buscar la velocidad de Íñigo Córdoba y marear al canterano Javier Almerge. Mal día para debutar. Era el punto débil del muro, y el cuadro de Gaizka Garitano centró todas sus ofensivas en esa dirección. La casa azulgrana se tambaleaba aunque, por el momento, se mantenía en pie. Hasta que la clase de Aduriz salió.

En una salida de balón, el central bilbaíno observó que Etxeita estaba despistado para enviar un balón medido al veterano ariete que, con un sutil toque, levantó el balón por encima de Werner para decantar la eliminatoria, aún más si cabe.

Ya en la reanudación, Francisco hizo el cambio de rigor, Musto, de nuevo con amarilla, por Aguilera. Lejos de su mejor versión, la imagen del Huesca cambió durante los primeros compases del segundo acto. Solo hay una cosa que no cambia: los errores defensivos. En una jugada por la banda, Córdoba puso un centro a la frontal hacia Susaeta, totalmente desmarcado, que remotó mordido. Aduriz, dentro del área, recibió ese disparo y, sin ninguna complicación, emujó el balón al fondo de la portería ante los rostros de incredulidad de la defensa azulgrana, que pidieron un fuera de juego inexistente. Un fallo de concentración atrás que terminó por desconectar la poca concentración de los jugadores de Francisco. La afición azulgrana, ante tal dantesca escena, centró en Axel Werner los pitos cada vez que tocaba el esférico, acusándole de su paupérrima actuación en el 0-2.

Quedaba el Chimy, el único que siempre busca una salida en situaciones límite. Un disparo con su sello puso en complicaciones a Unai Simón. El meta no blocó con éxito el balón, y tras estrellarse en el palo, quedó libre en el área. El Chimy lo recuperó y fue derribado, sin que el árbitro indicase la pena máxima.

Con Camacho en el terreno de juego, el Huesca gozó de otra oportunidad. El jugador, rodeado de zagueros, fue derribado en el área y, esta vez, Del Cerro Grande pitó penalti. Fue el mítico jugador azulgrana el encargado de anotar el gol del honor, aunque ni por esas. El disparo salió desviado por la izquierda.

Quedaban diez minutos para el final. Una buena jugada por la banda izquierda desestablizó a la defensa oscense, de manera que Raúl García y Williams se quedaron solos delante de Werner. El joven extremo solo tuvo que empujar para subir el tercer tanto al luminoso. El Huesca estaba roto. Falló hasta el que no falla. Xabi Etxeita cometió un grave error por falta de concentración al desplazar el esférico a la frontal del área, siendo el último defensor. Williams, siempre al acecho, cazó el balón para encarar sin problemas a Werner y anotar a dos segundos de que el colegiado indicase el final. Otra derrota, y esta vez, con un rotundo y preocupante suspenso en actitud.

Huesca, 0

Athletic Club, 4

SD Huesca: Werner; Almerge (Miramón, min.62), Etxeita, Insua, Brezancic; Musto (Aguilera, min.46), Sastre (Camacho, min.71); Chimy Ávila, Melero, Gurler; y Longo

Athletic Club: Unai Simón; Capa (De Marcos, min.58), Yeray, Íñigo Martínez, Yuri Berchiche; Susaeta, Beñat (San José, mn.83), Dani García, Córdoba; Adúriz (Iñaki Williams, min.63) y Raúl García.

Goles: 0-1. min.37. Adúriz; 0-2. min.59. Adúriz; 0-3 min.81. Iñaki Williams; 0-4. min.92. Iñaki Williams.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla a Musto y Chimy Ávila por parte del Huesca.

Destacamos

Galerías de fotos
  • Llegada a Zaragoza de Salma Paralluelo

  • El Tecnyconta arrasa al Joventut (112-66)

  • Partido de Aspanoa 'Metamos un gol al cáncer'