+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ANÁLISIS DE UN ICONO

Batman: el primer superhéroe turbio y adulto cumple 80 años

La oscuridad del campeón de Gotham, creado en 1939 por Bob Kane y Bill Finger, es un elemento clave en su vigencia

 

Ilustración de Jim Lee para el álbum ’Batman en Barcelona. El Cabalero del Dragón’, del 2009. -

ANNA ABELLA
21/09/2019

Como si de Hamlet se tratara, un Bruce Wayne niño siente que debe vengar el asesinato de sus padres. "Y ahí nace un Batman ya adulto, que habla del dolor. Batman es Hamlet, que de joven olvida lo divertida que es la vida porque le cae encima una misión que cumplir y tiene infinitas dudas de cómo hacerlo. Mientras que Superman conecta más con la infancia y Spider-Man con la adolescencia, Batman encarna la madurez, nos cuenta la vida de cuando eres mayor, las responsabilidades de la edad adulta, es una responsabilidad con piernas. Lleva una carga, como cualquiera en la vida, y cada día hace cosas para hacerla más liviana. Transita un lugar del que no hablan otros superhéroes y por ello es el que despierta más complicidad e identificación con el público adulto de hoy", opina el actor, guionista y humorista Arturo González-Campos, coautor de Batman mola más que tú (Timun Mas 2017, junto a Juan Gómez-Jurado), al reflexionar sobre los motivos de la total vigencia y buena salud del héroe de Gotham. Un personaje oscuro e icónico del que este sábado, durante el Batman Day que organiza DC Comics, se celebran los 80 años de su creación, un aniversario rubricado con la proyección de la Batseñal en once ciudades de todo el mundo.

Contagio

 Perpetuado en el mundo del cómic, pronto traspasó las fronteras del medio expandiendo ya su universo desde los años 40 en la radio y la televisión, con series como la legendaria que protagonizó Adam West desde 1966, y en el cine, sobre todo cuando en 1989 la primera película de Tim Burton sobre el héroe propagó una Batmanía que sigue contagiándose hasta hoy. Sin ir más lejos, en el reciente Festival de Venecia se alzaba con el León de Oro Joker, donde Joaquin Phoenix borda el papel del más icónico villano del Caballero Oscuro.

El Hombre Murciélago nacía en mayo de 1939 en el número 27 de Detective Comics. En aquellas páginas aparecía la historieta El caso de los magnates de la química, firmada por Bob Kane, que había blindado por contrato con la predecesora de la editorial DC Comics que solo él aparecería en los créditos. Así condenó a una vida en la sombra a quien fue en realidad el ideólogo de la mayor parte del imaginario que rodea a Batman, el brillante guionista Bill Finger, quien moriría en 1974 en la pobreza sin ver reconocido su papel. No fue hasta el 2015 que el nombre de Finger empezó a aparecer como cocreador junto al de Kane en toda la franquicia.

De reivindicar a Finger han hecho cruzada en estos últimos años, entre otros, Marc Tyler Nobleman, que protagoniza el documental Batman y Bill (se estrena este sábado en TCM), o David Hernando, escritor y director editorial de cómics de Planeta, que en el 2014 publicó Batman. Serenata nocturna (Timun Mas). Para Hernando, la oscuridad del personaje y de su universo son claves en su pervivencia. "Batman no rehúye la oscuridad sino que la utiliza para llegar a un objetivo positivo. Él encarna la realidad más cruda y por ello apela más al público adulto. Nos recuerda esa parte oscura del ser humano que sabemos que está ahí pero no queremos mostrar. Superman siempre ha sido un modelo más blanco y puro, en cambio en estos 80 años todo ha ido evolucionando más hacia Batman, él es un reflejo de cómo la sociedad se ha ido convirtiendo en más cínica, incrédula y oscura.

Coincide González-Campos en la importancia de "su fascinante lado oscuro" en su vigencia. "Está en contacto continuo con lo peor de la sociedad, con lo más cruel y sucio de la humanidad. Es un personaje muy complejo. La mayoría de los superhéroes descubren que tienen un don especial y su mérito es dedicarlo a hacer el bien, igual que un supervillano decide hacer el mal. Batman no. Su recorrido viene de una psicología compleja que tiene poco que ver con la de un héroe porque se implica por el asesinato de sus padres y desarrolla una ética muy personal, a veces reprobable, y toma decisiones dudosas".

Doc Pastor, periodista especializado en cultura pulp y autor de la miscelánea divulgativa Dentro de la Batcueva (Redbook), incide también en esa muerte violenta presenciada siendo un niño. "Batman decide abrazar la misma oscuridad que le arrebató a sus padres, es una oscuridad que todos los humanos tenemos dentro. De hecho, él no lleva disfraz, Bruce Wayne murió ese día y solo quedó la realidad de Batman y el espíritu de venganza. Es un héroe solitario y complejo, un hombre atormentado que quiere estar solo pero es incapaz de estarlo, siempre preocupado por el reducido círculo que le rodea, en el que están Robin, Alfred, Catwoman", reflexiona.

La oscuridad del personaje se ha multiplicado desde que, en 1986, Frank Miller publicó El regreso del Caballero Oscuro. El lado lúgubre lo sublimó Christopher Nolan en su trilogía cinéfila (2005, 2008, 2012) y, a tenor de lo visto en la Mostra de Venecia, el Joker de Todd Phillips es escalofriante a la par que conmovedor "El álbum de Miller significó un antes y un después, su oscuridad se hizo más presente y fue una voz que estaba en contra del sistema tal como funcionaba. Este cómic marcó una iconografía contracultural que seguirían Alan Moore en La broma asesina y Watchmen y el propio Miller en Batman Año uno y que continúa hoy marcando al personaje", recuerda Hernando.

"Los superhéroes son personajes moldeables, que se van adaptando a cada época y van reflejando el estilo de cada una y el pensamiento político de las personas que lo dibujan en cada momento -apunta González-Campos-. Batman tiene unas bases de creación pero el personaje varía con cada guionista. Los héroes de la cultura popular, en especial los de los cómics, tienen una trayectoria muy larga en la que muchos autores han aportado visiones distintas". Ese es otro de los factores que, añade, contribuyen a "que el personaje no se agote".

Coincide Doc Pastor en "su capacidad de adaptación". "Hay un Batman para cada persona porque ha pasado por las manos de tantos y tan distintos autores de cómic y ha tenido tantas encarnaciones en radio, cine, televisión que ha permitido que sus historias hayan evolucionado a lo largo de estos 80 años". Lo que todos tienen claro es que este octogenario seguirá teniendo cuerda para rato.

Agenda
Revista RedAragon

Revista RedAragon nº34 con la agenda cultural de octubre de 2019. Descárgala aquí o encuéntrala en más de 200 establecimientos de Zaragoza y Huesca capital.