+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL CANAL DE PANAMÁ

Las obras del canal de Panamá, pendientes de la vía diplomática

La ministra Ana Pastor se entrevista este lunes con el presidente Martinelli para desbloquear el conflicto de Sacyr y sus socios con la Administración panameña

 

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Luis Quijano, durante una rueda de prensa, en Ciudad de Panamá. - EFE / ALEJANDRO BOLÍVAR

EL PERIÓDICO
05/01/2014

El plazo final de las obras del canal de Panamá depende de la habilidad diplomática de España, Italia y Panamá. A un lado de la mesa el consorcio adjudicatario, con Sacyr a la cabeza, del otro los representantes de los países responsables de que una obra relevante para el planeta se lleve a cabo al ritmo marcado.

PASTOR, A PANAMÁ
La ministra de Fomento, Ana Pastor, viaja a Panamá para reunirse este lunes con el presidente del país centroamericano, Ricardo Martinelli, acerca del conflicto surgido con el consorcio adjudicatario de las obras de ampliación del canal de Panamá. Como base del conflicto, una desviación de costes achacable para unos en el despilfarro de los responsable de la obra, y para otros consecuencia de una información inexacta o errónea por parte de la Administración panameña. El efecto inmediato del conflicto ha sido truncar la evolución positiva de Sacyr en la bolsa.

COMPROMISOS ROTOS
El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr e integrado por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció este miércoles que en 21 días suspenderá las obras de ampliación si la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no reconoce sobrecostes cifrados por el consorcio en 1.625 millones de dólares. El GUPC se adjudicó el proyecto de ampliación por un valor global de 5.250 millones de dólares, de los cuales 3.118 millones corresponden al contrato para la construcción del nuevo complejo de esclusas que permitirán duplicar la carga que pasa por la vía acuática. Todo ese acuerdo está ahora en el aire.

SOLUCIÓN DIPLOMÁTICA
La solución pasa por la vía diplomática de promesas y prebendas entre países para suavizar el conflicto. En principio está prevista la celebración de varios encuentros, uno entre la ministra de Fomento y el presidente panameño, y otro con la participación de las partes implicadas en el proyecto, como el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, y representantes del consorcio y de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). También estará presente el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia. Una fiesta de responsables con ganas de dibujar en su currículo personal el signo de la victoria negociadora.

NEGOCIACIÓN ABIERTA
El objetivo de los encuentros será intentar que las partes lleguen a una solución acerca del desarrollo del proyecto de ampliación del canal, cuya suspensión ha sido anunciada por el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC). Martinelli, al igual que los representantes diplomáticos de España e Italia, ya han conversado sobre las posibles soluciones al conflicto contractual. Todos coinciden en que existe la disposición de resolver este asunto para que las obras de ampliación se completen."Vamos a seguir conversando", dijo Martinelli, quien agregó que estas reuniones permitirán que el importante proyecto marítimo se siga construyendo.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla