+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Juicio a Trump

'Impeachment': el horror en imágenes

Los demócratas hacen de los vídeos inéditos sobre el asalto al Capitolio un pilar de la acusación contra Trump

 

Nuevas imágenes del asalto al Capitolio en el juicio contra Trump. - ZETA MEDIA LAB

IDOYA NOAIN
11/02/2021

Después de tres días los fiscales demócratas cerraban este jueves la presentación de su caso contra Donald Trump en su segundo 'impeachment'. A la espera de la respuesta de la defensa del expresidente y de la posterior votación de los 100 senadores, donde de momento se sigue augurando una exoneración, quedan ya para la historia los argumentos metódicos, contundentes y, también, gráficos. Porque los demócratas han hecho de la imagen y el sonido un pilar fundamental, revelador, memorable y tan profundamente emocional y doloroso como definitivo para señalar a Trump como el incitador de la insurrección que culminó con el letal asalto al Capitolio el 6 de enero.

Un demoledor vídeo de más de 13 minutos, imágenes y audios inéditos y las proyecciones de tuits y discursos de Trump a lo largo de los años o de declaraciones de sus seguidores y de la turba han expuesto como las palabras solas difícilmente habrían conseguido toda la dimensión del horror del asalto, lo cerca que estuvo de convertirse en una tragedia aún mayor. También han apuntado claramente a la responsabilidad de Trump, a su falta de remordimiento, a su resistencia a apagar el incendio que había provocado y a cómo desde que era solo un candidato, en 2016, fue abonando el terreno del recurso a la violencia. Era su modus operandi, ha dicho este jueves Jamie Raskin, que dirige la acusación demócrata.

Aviso de violencia

Algunas imágenes se exhibieron con un aviso sobre el potencial impacto en el público infantil por la violencia, el derramamiento de sangre y el sufrimiento. Otras se acompañaron de gráficos donde, intensificando la sensación de amenaza, un punto rojo mostraba lo cerca que la turba estuvo de los congresistas. Un vídeo inédito de la evacuación de Mike Pence se acompañó de uno de los tuits de Trump (marcados en este proceso como pruebas de la acusación), escrito dos minutos antes, señalando a su vicepresidente, así como del vídeo de uno de los asaltantes leyendo ese tuit con un altavoz.

La cadena conservadora FoxNews ha dejado de transmitir en algunos de los momentos de las proyecciones. Algunos senadores republicanos intentaron esquivar las pantallas, mirando hacia cuadernos de notas, ocupándose con papeles... Pero las imágenes han estado ahí. Como en una película de terror, real y no de ficción, se vio a asaltantes recorriendo los pasillos gritando inquietantemente el nombre de Nancy Pelosi. Y el silencio se hizo ensordecedor en el Senado cuando se proyectó el vídeo de agresiones a policías, y concretamente uno donde un agente era aplastado y asaltado y durante un minuto, a todo volumen, se escuchaban sus gritos angustiados.

Angustia y revelación

Angustiosa es precisamente como muchos senadores han descrito la experiencia de ver de nuevo lo que vivieron aquel día, ahora sumando piezas que completan el puzle. El trauma revive pero se reactiva también la indignación y la visceral rabia por lo ocurrido, y ese es precisamente uno de los objetivos que pretendían los fiscales demócratas.

Te rompe el corazón y hace que los ojos se te llenen de lágrimas, explicaba Mitt Romney, protagonista de uno de los vídeos inéditos en el que se vio como un agente de la policía del Capitolio le salvó con sus indicaciones de correr hacia la turba. Estoy enfadada, alterada, triste, decía la senadora Lisa Murkowski apuntando al visionado como revelador de la enormidad de la amenaza que sufrieron ellos y la democracia. Sabía lo que significaba correr por estos pasillos con mis colegas, pero no era consciente de todo lo demás que estaba pasando en el edificio.

El problema para los fiscales demócratas es que Romney y Murkowski son dos de los cinco republicanos que ya se sabía que barajan la opción de condenar a Trump. Solo uno más, Bill Cassidy, que votó contra la constitucionalidad del juicio político en una fase previa, ha cambiado de parecer. Pero haría falta que los seis condenaran y que se sumaran a ellos 11 republicanos más. De momento, y por más que Biden dijera este miércoles que piensa que la contundente presentación demócrata puede haber cambiado algunas mentes, ningún republicano lo ha confirmado.

De hecho algunos, incluso admitiendo el buen caso que han presentado los fiscales demócratas, dicen que nada cambiará. El senador Kevin Cramer, por ejemplo, aseguraba que el vídeo de reconstrucción de los hechos del 6 de enero está bien hecho pero acusaba a los demócratas de haber montado las imágenes de una forma que añade, a propósito, drama y explicaba que no había afectado su opinión sobre la culpabilidad o inocencia del presidente. Y Ted Cruz, sin dejar de reconocer el buen trabajo de los fiscales retratando la violencia, aseguraba que el lenguaje del presidente no se acerca al parámetro legal para incitación de la insurrección. El resultado está predestinado. El presidente Trump será exonerado, decía Cruz, que ha hablado de una pérdida de tiempo y ha acusado a los demócratas de agitar rabia partidista.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla