+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACUERDO HISTÓRICO

Macedonia cambia de nombre tras el visto bueno de Grecia

El Parlamento aprueba el cambio entre protestas y por escaso margen

 

Alexis Tsipras y miembros de su Gobierno aplauden tras el voto. - REUTERS / COSTAS BALTAS

ADRIÀ ROCHA CUTILLER
26/01/2019

Han hecho falta 28 años de nombre provisional, dos de negociaciones y medio de aguantar embestidas constantes para que, al final, acabe pasando lo que sucedió ayer: la Antigua República Yugoslava de Macedonia –nombre oficial del país balcánico hasta ayer– ya no existe. Ahora se llama, oficialmente, Macedonia del Norte. El proceso para el cambio de nombre ha sido largo.

Para que se hiciera realidad era necesario que el Parlamento griego ratificase el acuerdo. Los síes al nuevo nombre de Macedonia sumaron 153 votos de los 300 que tiene la Cámara baja griega (los 145 de Syriza más otros ocho apoyos).

Las calles, sin embargo, clamaron de nuevo en contra: fuera del Parlamento, grupos nacionalistas convocaron protestas en contra de la votación. El centro de Atenas, por miedo a disturbios, fue bloqueado. La pasada madrugada, en algunos altercados, la policía detuvo a varias decenas de personas.

Casi el 70% de los griegos, según las encuestas, están en contra de lo que ya es una realidad. Los ánimos, en Grecia, están tan caldeados que este asunto hace peligrar el Gobierno de Alexis Tsipras.

«Los que se oponen al pacto son las generaciones antiguas, las que tienen una mentalidad del pasado. Nueva Democracia (ND) [el principal partido de la oposición] lo ha aprovechado con fines partidistas. Han creado un clima de toxicidad enorme. ND promueve un nacionalismo trasnochado profundamente antieuropeo», afirma el analista griego Georgios Jristidis.

INCERTIDUMBRE

La estrategia les ha salido muy rentable. Según los sondeos, Nueva Democracia ganará las siguientes elecciones en Grecia, que está previsto se celebren en octubre. Ahí llega la incertidumbre, porque ND es contraria al cambio de nombre de Macedonia, que debería servir para que Macedonia tenga acceso a la UE y la OTAN.

«Si los griegos me escogen primer ministro –dijo en el Parlamento Kyriakos Mitsotakis, líder de Nueva Democracia–, Grecia podrá vetar en cualquier momento el acceso de Macedonia a la familia europea».

Pero lo hecho, hecho está: Macedonia ya se llama, al fin, Macedonia del Norte.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla