+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Conflicto de intereses

Los registros financieros de Trump son la nueva batalla política en los EEUU

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, se negó entregar a los demócratas la declaración de impuestos del presidente

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. - EFE / EPA

EL PERIÓDICO
07/05/2019

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, se negó a entregar a los demócratas en la Cámara Baja varias declaraciones de impuestos del presidente Donald Trump, lo que aumenta las posibilidades de que la batalla política sobre las finanzas del mandatario acabe en el Tribunal Supremo.

En una breve carta dirigida al jefe del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, el demócrata Richard Neal, Mnuchin dijo que "no puede cumplir legalmente con su petición" de entregarle los registros financieros de Trump.

Neal había exigido al Tesoro que le entregara antes de hoy las declaraciones de impuestos de Trump, con el fin de identificar sus lazos empresariales y descartar que haya conflictos de interés en sus acciones.  El congresista demócrata reveló en un breve comunicado que había recibido la carta de Mnuchin y estaba evaluando cuál sería su próximo paso.

Neal tiene ahora la opción de recurrir a una citación judicial para forzar al Gobierno a entregarle los documentos o demandar al Departamento de Justicia, pero ambas alternativas generarían, según los expertos, una batalla en los tribunales que podría escalar hasta el Supremo.

ROMPE CON LA TRADICIÓN

Trump es el primer presidente estadounidense desde Gerald Ford (1974-1977) que no publica cada año su declaración de impuestos, una tradición que sus predecesores consideraban parte de su deber de transparencia y rendición de cuentas ante el pueblo.

El mandatario rompió con esa tradición ya durante la campaña electoral de 2016, cuando se negó a publicar su última declaración de impuestos con el argumento de que estaba sujeta a una auditoría por parte del Servicio de Rentas Internas (IRS, en inglés).

Al retomar el control de la Cámara de Representantes desde enero pasado, los demócratas aprovecharon sus nuevos poderes para solicitar las declaraciones de impuestos de Trump correspondientes a seis años, con el argumento de que el código fiscal de los EEUU obliga a Mnuchin a "entregar" aquellos documentos fiscales que pida Neal.