+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Independiente

Libres... de hacer lo que nos manden

 

Pueden los griegos permitirse el lujo de votar a Syriza? Tal vez, pero deberán afrontar unas consecuencias anticipadas ya mediante varios vaivenes bursátiles, repuntes de la prima de riesgo, amagos en plan borde de los divinos mercados y advertencias de la Troika, el Bundesbank y otros amos tenebrosos. ¿Podremos los españoles votar a Podemos? Los mismos oráculos nos advierten de que hacerlo sería muy perjudicial para nuestra salud económica. ¿Más perjudicial todavía que soportar la brutal devaluación interna a la que hemos sido sometidos? Pues dicen que sí. A la postre, la ciudadanía griega nos lleva no poca ventaja: ha sido sometida a tal cantidad de putadas que ya tiene meridianamente claro que puede ponerse el mundo por montera y elegir un gobierno inconveniente, porque ir a peor resulta imposible.

Los argumentos del miedo absoluto se deslizan por una espiral sin fin, pues se supone que por muy mal que estés siempre habrá algo peor. La España de la posguerra, por ejemplo, se sometió al franquismo cuando este régimen ya le había causado tantos daños y tan terribles que sólo quedaba una opción: sobrevivir en cualquier circunstancia. Pero los traumas actuales, los que nos vienen afligiendo a partir del 2007, no resisten comparación con aquellos; no parecen tan extremos como para anular en la ciudadanía el deseo democrático, el gusto por la libertad. Sobre todo porque la aceptación resignada de las condiciones que impone una reducidísima minoría de voraces oligarcas financieros y burócratas políticos (fundidas ambas especies en una sola) nos lleva igualmente al agujero negro. Lo cual que, de perdidos, al río.

Si no cabe auditar ni replantear la bestial deuda generada tras años de sucias operaciones crediticias y de socializar las pérdidas de un sistema ineficiente y corrupto, quiere decir que ya nos pueden hacer de todo. Y no cabe duda de que nos lo harán. Aceptando que solo somos libres para hacer lo que nos manden, además de perder la libertad acabaremos, tarde o temprano, en lo peor. O sea- en lo peor de lo peor.

 
 
12 Comentarios
12

Por Pedro Moncada 20:15 - 27.12.2014

Para 10. Lo haríamos como se ha hecho siempre por los paises libres e independientes; saliéndonos del Euro y recuperar como estado soberano la máquina de fabricar dinero, que nos la han quitado ya que solo lo hace el Banco Central Europeo y no nos lo da.

11

Por Leónidas 20:02 - 27.12.2014

Si PODEMOS gobierna ya os podeis ir preparando para pasar HAMBRE PERO DE LA DE VERDAD DE LA DE POSGUERRA....DESGRACIADAMENTE EEL MUNDO FUNCIONA ASI Y MANDAN LOS PODEROSOS NOS GUSTE O NO.

10

Por La verdad 18:01 - 27.12.2014

Decis q la cosa no se puede poner per...jajaja...os imaginais una prima de riesgo tipo Grècia y son inversors nacionales ni extranjeros......como pagaremos a los funcionarios, a los pensionistas o las ayudas sociales?????????????

09

Por La verdad 17:58 - 27.12.2014

Si sale podemos acabaran con nosotros y lo sabeus todos

08

Por karlos 17:31 - 27.12.2014

PODEMOS. Somos mayoria.

07

Por Mandark 15:19 - 27.12.2014

Una vez más, un artículo que empieza de forma más que correcta (esa misma reflexión me la he planteado yo a menudo en los últimos tiempos) acaba de forma simplista. Y no creo que sea por falta de espacio. Lo mismo tenías que hacer examen de conciencia, Trasobares. Como proposición de año nuevo no estaría mal: evitaré el simplismo en mi columna diaria. Saludos.

06

Por Mandarino 14:14 - 27.12.2014

Tranquilo Trasobares, que en vez de hacer lo que nos manden los amos haremos lo que nos mandes tú. Que en esas andas hace tiempo.

05

Por Romareda 14:04 - 27.12.2014

Pues todo lo que describe el artículo es real. Pero igual acaso tal vez podemos hacer algo al respecto: igual podemos votar sin temor... o superando los temores, rediez.

04

Por José S. 14:01 - 27.12.2014

Después de la Guerra Civil Española todo quedó destrozado. Aun así, se construyeron viviendas de carácter social y se estableció un estupendo Servicio Nacional de salud, por ejemplo. Hoy en día no se ha llegado a la asignación de las cartillas de racionamiento que usaron nuestros padres y abuelos pero hay quien lo está pasando muy mal. La pobreza es diferente pero existe. En los últimos días del 2014 el principal problema es el paro. La situación económica de nuestro país desde que estallara la famosa crisis ha dejado a muchos españoles sin esperanza de futuro. Nuestra desastrosa economía dio rapidez a al abdicación de Juan Carlos I; ha resaltado la corrupción inherente a la cultura española ahora más repudiada que nunca, y ha propiciado el surgimiento de otras opciones políticas. Algo parecido está sucediendo en otros países. En el Reino Unido, cuya economía ha creado más empleos que el conjunto del resto de países de la UE, se ha afianzado el Partido por la Independencia del Reino Unido que busca la salida británica de la Unión pues no desean tanta emigración. El éxito de PODEMOS es producto del desánimo de muchos españoles con los partidos tradicionales a los que ven como parte del problema que no de la solución. Sin embargo, España está supeditada a las imposiciones de organismos internacionales. Ponerse al margen nos haría correr el riesgo de topar con los problemas de nuestros vecinos galos. Con una predicción de crecimiento económico del 1,6% para el 2015, una política fiscal que "penalice" la riqueza frenaría la débil recuperación. Pero un control del erario y de sus responsables que paguen con sus cargos una gestión inepta nos vendría muy bien. Igualmente, la neutralización de separatismos fundados en todo menos en el mejor futuro de los más humildes. El consuelo final es que la última palabra la ha de tener el pueblo español en las urnas. Como debe ser. Buen artículo. Saludos.

03

Por Jake Sulli 12:17 - 27.12.2014

Esta gentuza condiciona toda nuestra vida, permitiéndose incluso decidir a quién hemos de votar. Si entrara Podemos u otra partido que plantara cara al sistema, ya se encargarían de asustar al personal subiendo la prima de riesgo a través de sus agencias PRIVADAS de calificación. Agencias que a su vez son de su propiedad, ejerciendo el papel de juez y parte, pudiendo manipular y presionar a los países a través de la deuda. Nuevo esclavismo y control de los países sin necesidad de guerras. Controlan los bancos, las agencias de rating, los gobiernos (PPsoE en este caso), los medios de comunicación...Es decir, hacen lo que quieren con nosotros y encima les tendemos alfombras a su paso. Esclavos y además borregos.