+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Políticamente incorrecta

Mujeres

 

Lola Ester Lola Ester
07/03/2019

Dos de los grandes pilares del feminismo contemporáneo, Betty Friedan y Simone de Beauvoir, no coincidían prácticamente en nada. Mientras la primera defendía que las mujeres deberían acceder a mejores trabajos y salarios para competir en igualdad y cambiar la sociedad, la segunda rechazaba esta premisa porque con mejores trabajos las mujeres se convertirían en parte de la élite que ella rechazaba. Las mujeres deberían tener la opción de quedarse en casa para criar a sus hijos, si eso es lo que quieren, decía Friedan. No, no, sentenciaba Beauvoir, las mujeres no pueden marchitar su vida criando hijos. Ambas discrepaban, pero lo hacían desde un concepto único: los hijos eran asunto exclusivo de las madres. Cincuenta años después, algunas proclamas del manifiesto feminista de este 8 de Marzo son de un simplismo lacrimógeno, porque se limitan al diagnóstico, muy acertado, pero no afrontan la raíz del problema, que no es otro que la exclusión y la brecha salarial derivada de la maternidad. Hasta el primer hijo los salarios entre hombres y mujeres son iguales, a partir del primero los ingresos de la madre se desploman un 20% y ya no vuelven a recuperarse, según un exhaustivo estudio realizado en Dinamarca. Los partidos políticos españoles reparten permisos parentales como si fuera una rifa, incapaces de alcanzar un pacto sobre políticas familiares que no dependan de un gobierno más o menos progresista, sino como parte estratégica del Estado de bienestar. Esa debería ser la exigencia principal y no la lucha anticapitalista para acabar con el negocio de los tampones. H *Periodista

 
 
1 Comentario
01

Por jjcalvo 15:48 - 07.03.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Diagnóstico certero. Los mejores estudios sociológicos que he leído nunca, con verdadero rigor metodológico y científico, han sido norteamericanos. Creo que en ese ámbito nos llevan alguna década de ventaja y, efectivamente, hace tiempo leí uno que decía exactamente eso, que la brecha salarial comenzaba en el momento justo en que las mujeres accedían a la maternidad y no antes. Ese es el verdadero problema y precisamente por ahí debe venir la solución, por las políticas de conciliación.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla