+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

En otoño, siente Teruel más que nunca

La provincia con más pueblos bonitos de España se viste con los colores propios del otoño y destaca como un destino inigualable para disfrutar de gastronomía, paisajes, patrimonio cultural y variadas actividades

 

En otoño, siente Teruel más que nunca -

Monográficos El Periódico de Aragón
26/10/2020

La provincia de Teruel es un un territorio sorprendente, lleno de contrastes y desconocido para muchos. Un lugar para ser recorrido sin agobios, tanto para los que quieren ir a su aire como disfrutarlo en familia y más ahora en otoño, cuando la masificación turística no existe y se pueden hacer diferentes actividades cumpliendo todas las garantías de seguridad. Es un lugar tan especial. Tanto, que como no existían palabras para describirlo, se las han tenido que inventar: tranquitenso, cosmopueblita, o rapilento son algunas de ellas. 

Un territorio para recorrer 'tranquitenso' 

En Teruel hay lugar para todos. Los viajeros que busquen relax y desconexión, la hallarán perdiéndose por las calles de sus pueblos de piedra y forja. El territorio cuenta con el mayor número de municipios reconocidos por la asociación de 'Los pueblos más bonitos de España', con un total de siete: Valderrobres, Albarracín, Calaceite, Mirambel, Puertomingalvo, Rubielos de Mora y Cantavieja. 

Vistas de Miravete (Teruel). Foto: Carmen Leonor Pérez.

Vistas de Miravete (Teruel). Foto: Carmen Leonor Pérez.

Y quienes busquen aventura y conocimiento, no pueden dejar de visitar el parque Dinópolis y sus subsedes, que muestran los descubrimientos de uno de los territorios con más yacimientos paleontológicos del país, perderse entre los árboles que propone Albarracín Aventura o la naturaleza salvaje del parque faunístico La Maleza, descubrir el trabajo del minero en el pozo de Escucha o en los museos industriales de Utrillas o Andorra, o recrear la Edad Media en la exposición de armas de asedio del Castillo de Peracense.

Teruel para los que van 'rapilento'

Además de albergar algunas de las pruebas más importantes del mundo del motociclismo, el circuito Motorland Aragón, ubicado en Alcañiz, cuenta con una gran variedad de actividades con las que sorprender al turista sin quitar el pie del acelerador. Visitas a las instalaciones, cursos de pilotaje o experiencias al volante de vehículos de alta gama son solo algunas de las opciones para los amantes de la velocidad. Pero hay otros lugares y fórmulas para ir rápido en Teruel, como lanzarse por la tirolina de Fuentespalda, la más larga de España, recorrer las rutas BTT o, en invierno, deslizarse por las pistas de esquí de Valdelinares y Javalambre. 

Aventura en la nieve en Teruel. Foto DPT.

Aventura en la nieve en Teruel. Foto DPT.

Como contrapunto, las rutas 'slow driving', las que se adentran por las agrestes tierras del Maestrazgo y las sierras y valles de la comarca de Gúdar-Javalambre o las de La Toscana aragonesa, que recorre las comarcas del Matarraña y del Bajo Aragón, ofreciendo al viajero una visita tranquila y lenta, con el camino como protagonista. Los apasionados de las dos ruedas también pueden disfrutar de kilómetros de diversión en carreteras secundarias, plagadas de curvas y en plena naturaleza gracias a las rutas moteras del Bajo Aragón y a la A-1702, conocida como 'The Silent Route'. Y sin coche, a pie, en bicicleta o en caballo, cientos de kilómetros de rutas senderistas y vías verdes.

Una provincia 'cosmopueblita'

Gracias a la figura de Luis Buñuel, Calanda se ha convertido en un sinónimo de la cultura más vanguardista. El Centro Buñuel Calanda alberga una exposición permanente del artista y su obra para adentrarse en el fascinante universo del director de 'Un perro andaluz'. En Rubielos de Mora, otro creador aragonés, el pintor Salvador Victoria, natal de este municipio turolense, cuenta con otro de los museos de vanguardia ubicados en la provincia. El propio medio natural se convierte en museos atractivos, de esculturas en Hinojosa de Jarque o Alcalá de la Selva, o grafitis en el barrio de San Julián de la capital... 

Recolección de setas en Teruel. Foto DPT.

Recolección de setas en Teruel. Foto DPT.

Y no solo hay que alimentar el alma. Por eso, la provincia de Teruel ofrece también experiencias alrededor de la vida tradicional y de sus mejores alimentos. La gastronomía turolense es imprescindible. No sólo es obligatorio comerse un buen ternasco, con aceite bajoaragonés o azafrán del Jiloca, también se puede disfrutar de ser pastor por un día en Guadalaviar, conocer el proceso de curación del jamón en La Puebla de Valverde o participar en la recolección de trufas en Sarrión. En otoño, la provincia destaca por ser un lugar ideal para la recogida de setas, justo al mismo tiempo en el que se puede observar con distancia y prudencia la berrea del ciervo, especialmente en la Sierra de Albarracín. 

Y para completar la experiencia turolense, es recomendable mirar al cielo en las frescas noches de otoño. Porque si en algún lugar de España cobra literalidad la expresión "de... al cielo" es en Teruel. Gran parte de la provincia cuenta con el reconocimiento internacional 'starlight', que la acredita como territorio ideal para ver las estrellas por su escasa contaminación lumínica. 

Cielo estrellado de Teruel. Foto: David José Muniesa.

Cielo estrellado de Teruel. Foto: David José Muniesa.

La DPT promociona la provincia en redes sociales

El vídeo "Siente Teruel, ahora más que nunca" muestra imágenes de lugares y de actividades captados por toda la provincia. Turismo Diputación de Teruel recoge en menos de un minuto y teniendo en cuenta las delimintaciones comarcales la representación de lo más destacado de cada territorio. Como escenarios principales del anuncio figuran el restaurante del espacio multisensorial Aire Sano Experience, la tirolina de Fuentespalda, el castillo de Peracense, la rambla de Barrachina en Teruel, la carretera conocida con el nombre "The silent route" en el Maestrazgo, Motorland Aragón en Alcañiz, el Salt de La Portellada, el Museo Buñuel Calanda, Albarracín o Dinópolis. 

Teruel es un territorio que tiene mucho que ofrecer y mucho por descubrir.

Más informaciónFacebook Siente Teruel / Twitter Siente Teruel