+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

cuenta con más de 70 expositores

Barbastro inaugura su feria con el tomate rosa como protagonista

Ferma abrió sus puertas ayer y se desarrollará hasta este domingo. El evento premió a la marca de calidad y a los hortelanos del Alto Aragón

 

Olona y Torres, subidos a un tractor, durante la inauguración de Ferma, en Barbastro. - AYUNTAMIENTO DE BARBASTRO

EL PERIÓDICO
24/08/2019

La Feria Regional de Barbastro (Ferma) inauguró ayer su edición número 58 con una primera jornada en la que el tomate rosa, el cultivo más conocido de la zona, fue el protagonista. De hecho, fue la marca con ese nombre y la Asociación de Hortelanos Tradicionales y Amigos de la Huerta del Alto Aragón los que recibieron el trofeo que entrega el evento.

La misma celebra este año su décimo aniversario y ha sido galardonada por su apuesta por el sector agroalimentario a través de la revalorización de los productos tradicionales de la huerta, la profesionalización del sector y la creación de marcas de calidad que han conseguido posicionarse como referentes en el plano nacional.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, alabó el ejemplo del tomate y dijo a la asociación galardonada que han conseguido «llegar al mercado» y que éste valore el producto.

El premio lo recogieron José Antonio Armengol y Esteban Andrés, quienes agradecieron la participación de múltiples agentes para conseguir la recuperación del tomate rosa de Barbastro.

«Ha sido un trabajo en equipo», recordó Andrés, quien, además, aprovechó para afirmar que el próximo reto es crear una conservera.

El alcalde de Barbastro, Fernando Torres, afirmó en esta primera jornada de Ferma que este vegetal de la localidad altoaragonesa «es admirado en los mercados naciones», una cuestión que, «además de calidad y prestigio», ha supuesto «un activo económico y una nueva marca». También se refirió a las empresas que depositan su confianza en la feria: «Nuestro deseo es que sigan haciéndolo en el futuro y, para ello, nuestra intención es escuchar a todos los agentes implicados para ir mejorando año a año».

El acto inaugural comenzó con la bienvenida a cargo de la concejala de Desarrollo, Belinda Pallás, que consideró que «Ferma ha sabido adaptarse a los tiempos», manteniendo el espacio para sectores que fueron originarios, como la maquinaria agrícola, y abriéndose a otros.

La edición del 2019 supera los setenta expositores, que ocupan el 90% del espacio expositivo. En tal superficie, el sector agroalimentario tiene un especial protagonismo. En torno a este campo se organizan algunas de las actividades más importantes del certamen, como la Muestra de Frutas y Hortalizas, que reconoce el trabajo de los hortelanos de la capital del Vero; el premio Ferma Gourmet, que en su segunda edición busca convertirse en referente del sector; o la Feria de la Cerveza Artesana, que suma adeptos cada año.

A todas estas opciones hay que sumar la exposición paleontólogica que acoge y un circuito de examen de conducción para vehículos eléctricos. Además, el recinto ofrece la entrada gratuita en la presente edición.

No son las únicas alternativas que desarrollará el evento, sino que la Feria Regional de Barbastro acoge durante su celebración encuentros empresariales como la reunión BNI conexión Huesca, la Misión Comercial Inversa, Ferma-Innova y la campaña Fin de Stocks del comercio del municipio.

El evento también celebró ayer por la tarde unas jornadas técnicas agrarias de los sindicatos UAGA y ASAJA. Hoy por la mañana será el turno de la celebración del quincuagésimo aniversario de las Escuelas Familiares Agraria (EFAS) de Aragón. Además, la feria es el punto de partida de la Ruta del Alto Aragón en Tractor Clásico.

   
1 Comentario
01

Por LIA 13:00 - 24.08.2019

Es buenísimo, pero es súper carísimo también , no sé a qué precio se los pagarán a los productores, pero no hace ni una hora que de un tomate rosa me costó cuatro ochenta y dos . Son casi ochocientas pesetas. Con los sueldos que se cobran pocos tomates rosas podemos comprar.