En total hay 26 razas de perro originarias de España, más evidentemente las mezclas que se hayan podido dar. Y además las hay de muchos puntos del país, como las Islas Canarias, Cataluña, Ibiza, Comunidad Valenciana, Andalucía o Mallorca. Y otras simplemente se asocian a España, no a una parte de la península o de los archipiélagos en concreto.

Además no es raro, porque hay razas que están totalmente asociadas a un territorio. No hay más que pensar por ejemplo en uno de los perros más inteligentes y a la vez más populares del mundo como es el pastor alemán. O el perro sin pelo peruano. O el Xolo, claramente unido a México.

La lista es larga, pero como siempre sucede, hay razas que por su temperamento, carácter, tamaño o aspecto físico son más populares que otras. Estas son las cinco razas de perro españolas que mayor popularidad tienen ya no solo aquí, sino en todo el mundo.

Podenco ibicenco

Podenco ibicenco.

Hay varias razas de podenco, porque también hay canarios, valencianos y andaluces, pero el de Ibiza es el más reconocido. Se cree que llegaron desde el Antiguo Egipto hace miles de años y se les usaba para la caza del conejo. Aparte de su carácter cazador son muy vivos, muy fieles y también juguetones, tanto que necesitan una buena dosis de ejercicio diaria.

Perro de agua español

Perro de agua español.

Son absolutamente adorables gracias a su pelaje rizado tan característico. Pero aparte son animales extremadamente fieles, muy cariñosos y muy serviciales. El origen de su nombre proviene de su facilidad para nadar y el gusto por el agua y su procedencia es árabe, aunque los antepasados se mezclaron con perros peninsulares para dar lugar a esta raza. Muy vivos y divertidos.

Ratonero bodeguero andaluz

Bodeguero andaluz.

Son descendientes del Fox Terrier y deben su nombre a que eran guardianes de las bodegas y almacenes, ya que se encargaban de cazar y eliminar a las ratas y ratones, así como a otros animales. Además, son muy activos y viven muy bien en hogares, por lo que es una de las razas favoritas.

Mastín español

Mastín español.

Terminamos con dos clásicos entre clásicos. Es un perro de tamaño grande, muy rural, acostumbrado al trabajo de campo en sus antepasados y con muchos pliegues muy característicos en la piel. Tienen un carácter guardián y suele ser desconfiado con aquellos a los que no conoce. Además, pueden llegar los machos hasta los 90 kilos de peso. Un señor perro.

Galgo español

Galgo.

Su principal característica es su enorme velocidad, ya que llegan hasta los 70 kilómetros por hora. Más allá de eso, son perros grandes, estilizados y además grandes compañeros de vida. Pese a su tamaño, se muestran muy cariñosos y amables y se llevan de maravilla con los niños.