Kiosco

El Periódico de Aragón

El conflicto del transporte urbano

Fracasa la reunión del bus y Chueca convoca al comité en plena huelga

La concejala accede a mantener un encuentro con los nuevos representantes | El miércoles volverán al SAMA en un nuevo intento de frenar los paros

Filas en una parada de bus del centro de Zaragoza durante la anterior tanda de paros, que duró más de un año.

Es la misma historia de siempre. El mismo titular. La reunión entre la empresa del bus de Zaragoza, Avanza, y los trabajadores en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) fracasa. Es lo que ha vuelto a suceder en un encuentro solicitado por la concesionaria en el que no se han producido avances porque ninguna de las dos partes se ha presentado con una propuesta nueva que les permitiera acercar posturas.

En este escenario, la concejala de Movilidad, Natalia Chueca, se reunirá con el comité de empresa este martes con el ánimo de conocer de primera mano sus reivindicaciones. En realidad no cambian, son las mismas exigencias del anterior comité de empresa con las que persiguen mejorar el convenio colectivo.

Desde el sindicato mayoritario Sattra tienen muy pocas expectativas en este encuentro que llevan tanto tiempo solicitando. La semana pasada criticaron que Chueca no atendía sus peticiones y, ayer, ya avisaban de que tenían pocas esperanzas en la visita a la casa consistorial.

Los representantes sindicales critican el tiempo perdido por parte de la concejala que, aseguran, no quería reunirse con ellos y ha rechazo su invitación en más de una ocasión.

Desde el Gobierno de PP-Cs han defendido desde el inicio del conflicto que deben ser las dos partes implicadas las que lo resuelvan sin las interferencias del ayuntamiento aunque está claro que está fórmula no está funcionando. Porque los paros que ahora se suceden son la continuación de los que durante todo un año estuvieron alterando el servicio del transporte público y que se suspendieron después de que la Justicia invalidara el comité que llevaba, por aquel entonces, la negociación.

Ambas partes se han vuelto a citar en el SAMA el miércoles a primera hora. La empresa insiste en que su oferta es «muy competitiva», sobre todo en el escenario actual, con una crisis económica que no hace más que agravarse y unos precios al alza.

Desde Avanza quieren forzar una negociación esta semana, aprovechando que no hay paros, y evitar así que la semana que viene comience con nuevas jornadas de huelga.

Solo dos meses después de que suspendiera la última convocatoria, el autobús urbano vuelve a sufrir retrasos y alteraciones durante tres horas al día, en intervalos de 60 minutos por la mañana, el mediodía y por la tarde. Cada día a una hora distinta y siempre coincidiendo con las horas punta.

Desde el comité piden mejoras salariales, nuevos pluses, adecuar sus sueldos al IPC (ahora disparado), recuperar la antigüedad o más días de vacaciones. Una petición que, según Avanza, supone una subida salarial por encima de «20 puntos» en los próximos cuatro años con incrementos fijos anuales, pluses, antigüedad y la revisión del IPC. 

Compartir el artículo

stats