+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POLÍTICA SANITARIA

El diagnóstico del cáncer de vejiga se reduce a una semana

El servicio de Urología del Servet logra este hito con su consulta específica. El tiempo de detección pasa de entre 60 y 80 días a tan solo siete

 

De izquierda a derecha, Sánchez, Espílez, Estrada y Gil. - GOBIERNO DE ARAGÓN

EL PERIÓDICO eparagon@elperiodico.com ZARAGOZA
13/07/2018

El servicio de Urología del hospital Miguel Servet ha reducido el tiempo de diagnóstico del cáncer de vejiga gracias a la consulta de alta resolución de sangre en orina. De este modo, se logrado pasar de una detección de entre 60 y 80 días a apenas una semana de diagnóstico.

El proyecto, desarrollado el año pasado, permite además reducir la presión asistencial en Urgencias, ya que los pacientes con un episodio de hematuria macroscópica (orina de color rojizo) «presentan gran ansiedad y suelen acudir repetidas veces a urgencias», según detallaron ayer fuentes de Sanidad. Esto también conlleva un número importante de recursos sanitarios.

El urólogo Manuel Sánchez Zalabardo explicó que cuando la presencia de sangre en orina es el único síntoma, «se sospecha de que puede deberse a una causa tumoral». Así, el 35% de hematurias en población mayor de 50 años tiene causa tumoral, principalmente cáncer de vejiga.

Por ello pusieron en marcha una consulta en el Servet para explorar «cuanto antes» a estos pacientes que son derivados de Urgencias o desde Atención Primaria. La doctora María Jesús Gil Sanz, jefa de servicio de Urología del Servet, apuntó que, en el caso de los centros de salud, el médico de familia contacta con ellos por medio de consulta virtual y así pueden citar al enfermo en una semana.

Por su parte, la doctora Raquel Espílez añadió que en una sola visita del paciente se le realiza anamnesis, exploración física, ecografía y, si procede, citoscopia (para examinar el interior de la vejiga urinaria). «Todo esto permite establecer el diagnóstico y, si se requiere, incluir al paciente en lista de espera quirúrgica en ese mismo momento».

Objetivos secundarios / Fernando Estrada, otro de los urólogos del equipo, indicó que el objetivo principal ha sido lograr el diagnóstico precoz de patología tumoral, pero «la buena marcha» de la consulta de alta resolución ha permitido cumplir otros objetivos secundarios. Por ejemplo, acortar el tiempo de espera hasta la consulta de urología, las pruebas radiológicas y evitar la realización de pruebas instrumentales y radiológicas.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.