Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

LA CIUDAD A PEDALES

La venta de bicicletas se duplica en apenas dos años en Zaragoza

El aumento de carriles bici, el hartazgo de los atascos y la conciencia ambiental influyen en las ventas. Los usuarios lamentan los problemas en caso de reparaciones por la falta de personal cualificado.

C. SORIA / M. VALIENTEC. SORIA / M. VALIENTE
03/05/2008

 

En Zaragoza se venden más del doble de bicicletas que hace un año y la tendencia sigue en aumento. Desde hace dos años, las tiendas especializadas de este producto han visto cómo centenares de ciudadanos acudían interesados para adquirir uno de estos medios de transporte de dos ruedas. ¿Los motivos? El hartazgo de los atascos, el aumento de la conciencia medio ambiental, el incremento de los carriles bici que permite fáciles desplazamientos y el efecto llamada de quienes ven cómo sus conocidos, amigos o familiares ya utilizan este sistema rápido, sostenible y saludable.

El incremento de la venta de bicicletas ha venido acompañado, aunque más lentamente, de otros accesorios como sillas portabebé, cestas o sistemas de seguridad. Que cada vez son también más frecuentes. Se ha detectado, además, que cada vez es más el dinero que las personas están dispuestas a invertir en una bici. Los precios oscilan entre los 200 de una convencional y los más de 1.000 euros que puede costar una eléctrica. No obstante, el precio medio se sitúa en unos 300 o 400 euros.

"Desde hace año y medio se está notando un gran aumento de las ventas, sobre todo, de productos especializados. Generalmente, la gente acude a las grandes superficies, pero cuando coge experiencia valoran más nuestro asesoramiento. Nosotros les aconsejamos en función del uso que le van a dar a la bicicleta: city, carretera, montaña... ", expone Enrique Tejero, gerente de Ciclos Albacar.

En la misma línea se posiciona David Arribas, de Recicleta, donde afirman que las ventas van camino de triplicarse de un año a otro, sobre todo, en lo que a bici urbana se refiere. "No disponemos de un censo real, porque no hay matriculaciones oficiales ni sistemas similares, pero los datos de los que disponemos fijan en torno al 2% el número de los desplazamientos que se realizan en bicicleta en Zaragoza", afirmó.

Los aparatos que han hecho que las ventas se disparen son, fundamentalmente, las bicis plegables y las urbanas de tipo holandés (muy fuertes y más cómodas que las anteriores). "También hay una incipiente demanda de bicicletas eléctricas, que al pedalear activan un motor que incrementa la potencia y facilita la subida de pendientes o el uso para personas de mayor edad o de discapacitados", explicó Arribas.

En lo que concierne a las causas de este fenómeno, además de las anteriormente citadas, este responsable de Recicleta apunta la tendencia general estatal a promover el uso de las dos ruedas y el resultado de las activas campañas de colectivos ciclistas, que desde hace aproximadamente una década gozan de una gran poder de convocatoria y se muestran muy participativos a la hora de salir a la calle para reivindicar el uso de medios de transporte sostenibles por la ciudad. "La gente va dándose cuenta del valor de la calidad de vida y está descubriendo que con la bicicleta no solo llegas antes a los sitios, sino que es un sistema más saludable y totalmente respetuoso con el medio ambiente", añadió.

PROBLEMA DE REPARACIONES. Este auge de la venta de bicicletas se está encontrando con un serio problema: la ausencia de talleres suficientes para atender las reparaciones y revisiones de los usuarios. La demanda es tal que la mayoría de los pequeños comerciantes opta por atender solo a los ciclistas que han adquirido su bicicleta en su tienda.

Por ejemplo, en toda la margen izquierda, solo se reconoce un local que atienda estas incidencias. Según explican, es una manera de protegerse contra las grandes superficies, que carecen de adecuados sistemas de mantenimiento y además cobran precios altos.

"Mucha gente sigue eligiendo las grandes superficies y, como la plantilla suele ser joven y sin experiencia, no reciben el adecuado asesoramiento. Esto se traduce, por ejemplo, en que algunas personas que compran su bicicleta se vayan a casa sin haberla ajustado bien a su altura y luego, al utilizarla, piensen que es incómoda.Lo mismo sucede con las reparaciones. Salvo en las pequeñas tiendas, muy poca gente sabe realizar un ajuste adecuado", reconoce David Arribas. Los más atrevidos pueden asistir gratis el sábado, 10 de mayo a la plaza Aragón a un taller de mecánica de bici organizado por Recicleta a las 16.00 horas.