+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN 'THE NEW YORK TIMES'

Los encubridores de Weinstein

El productor de cine tuvo gente que le permitió ser un depredador sexual

 

Harvey Weinstein. - / AP / JOHN CARUCCI

EL PERIÓDICO
07/12/2017


El productor de cine Harvey Weinstein tuvo gente que encubrió su conducta como depredador sexual. Es lo que se describe en las numerosas demandas judiciales presentadas contra él –seis actrices más esta semana ante un tribunal de Nueva York–, y es lo que ha investigado el diario 'The New Tork Times'. "La empresa sexual Weinstein tenía muchos participantes y creció con el tiempo a medida que la ofusación de Weinstein en su conducta era más difícil de encubrir", se recoge en las denuncias. El diario que destapó el caso ha averiguado quiénes fueron los colaboradores necesarios para que Weinstein pudiera mantener ese comportamiento abusivo durante décadas.

Según recoge el diario, agentes de todo Hollywood que querían que sus representadas, algunas menores de edad, trabajasen en las películas ganadoras de Oscars de la compañía que dirigía Weinstein estaban al tanto o habían oído hablar de cómo se comportaba con algunas mujeres. Ellos eran quienes mandaban a actrices jóvenes a verse con él en hoteles y les decían que era mejor callarse cuando les recibía en albornoz y les pedía un masaje o algo más. "Era Harvey siendo Harvey", reconoce uno de ellos. Incluso agentes que se enfrentaron a él, como Nick Wechsler, tenían que seguir colaborando porque era "la única opción".

Es el caso que ha relatado, entre otras, la actriz Reese Witherspoon, que tenía 16 años cuando Weinstein la asaltó y su agente le aconsejó que mantener el silencio era una condición para conseguir abrirse camino en el cine. 

El editor de 'The National Enquirer', un tabloide propiedad de su amigo David J. Pecker, ayudaba a Weinstein recopilando información sobre sus posibles acusadoras con la intención de disuadirlas de hablar. Compraba a periodistas y a reporteros a cambio de facilitarles el aceso a las estrellas de sus películas. O los contrataba como guionistas. J. Benza, antiguo columnista de cotilleos del 'New York Daily News', le contaba a la gente de Weinstein los chismes que sabía. Así podían comprar el silencio sobre el jefe con escándalos sobre otros. Benza, aparte de estar 10 meses empleado como parte de su equipo de relaciones públicas, logró un contrato para que Miramax, la productora de los hermanos Weinstein, hiciera una película de su libro.

Intimidación y abuso
El magnate impuso el miedo también entre sus empleados. Amy Israel, antigua directiva de Miramax, asegura que los hermanos Weinstein, Harvey y Bob, usaban "el miedo, la intimidación y el abuso psicológico y emocional" contra sus ejecutivos. "Como espectadora de este abuso solo pensabas en que podías ser la siguiente en ser despedida si hablabas", ha explicado. Cuando una empleada comunicó al departamento de Recursos Humanos que tenía miedo de viajar con Weinstein, su respuesta fue que les avisase si le pegaba o se propasaba con ella. Cuando les mandó un documento relatando la conducta de Weinstein con ella, llegaron a un acuerdo económico. Uno de tantos. 

Y es que según explica 'The New York Times', su hermano Bob Weinstein, también acusado de abuso sexual, lleva desde los años 90 ayudándole a pagar a mujeres para que no le denuncien. Es lo que ocurrió con la actriz Rose McGowan, una de las "rompedoras del silencio" que 'Time' ha reconocido como personajes del año y que lidera la cruzada Harvey Weinstein, señalando también como encubridores a actores como Matt Damon, Quentin Tarantino y Ben Affleck. 

Conctactos en la política
Harvey Weinstein es descrito por 'The Washington Post' como un maestro de las influencias. No solo por sus relaciones en el mundo del espectáculo "Es Dios", llegó a decir de él Meryl Streep cuando ganó un Oscar por 'La dama de hierro', producida por él –sino también en la política.

Weinstein fue un gran donante del Partido Demócrata. Apoyo a Barack Obama y también tuvo relación con los Clinton, ayudándoles con su dinero y con las estrellas que contrataba para sus películas. Cuando Bill sufrió el 'impeachment' por el caso de Monica Lewinsky, donó 10.000 dólares al fondo para su defensa y fue consejero informal de Hillary Clinton durante su campaña del año 2000 para el Senado.

Según el diario Lena Dunham, creadora y protagonista de 'Girls', habría alertado a los ayudantes de Hillary Clinton en 2016 de que el patrocinador de su campaña a la presidencia, era "un violador" y que las acusaciones que pesaban sobre él probablemente terminarían haciéndose públicas algún día.