+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOTOR

Cobo apuesta por no perder de vista de lo ocurrido y seguir siendo competitivos

 

El presidente de General Motors (GM) en España, Antonio Cobo. - EL PERIÓDICO / ARCHIVO

EFE
05/07/2017

El director general de Opel España, Antonio Cobo, ha dicho hoy que llegar a la situación que experimenta la empresa en la actualidad "no ha sido fácil", por eso ha abogado por "no perder de vista lo ocurrido en el pasado" y mantener los niveles de competitividad.

"En 2011, cuando las cosas no iban tan bien, sino mal, apostamos por el plan tres millones. No ha sido fácil, ha costado muchos sacrificios y trabajo" pero "hemos llegado hasta aquí porque hemos hecho muchas cosas y las hemos hecho bien", ha destacado Cobo en alusión al reciente lanzamiento en la factoría de Figueruelas (Zaragoza) del Crossland X, un coche que, ha apuntado, "ha sido un éxito", que ha salido al mercado prácticamente tras fabricar el nuevo Mokka, y al nuevo Opel Corsa que saldrá en 2019.

Así lo ha declarado a los medios junto al vicepresidente de Manufacturas de Opel, Philip Kienle, quien se encuentra en Zaragoza para recibir el galardón que la CEOE Aragón entrega a la empresa en reconocimiento a su trayectoria y al desarrollo de la región, en el marco de la II Cumbre empresarial por la Competitividad.

Y lo ha dicho precisamente en la tarde en la que se ha conocido que la Comisión Europea ha dado el visto bueno para la compra a General Motors (GM) de su filial europea Opel/Vauxhall, el primer paso para la fusión de la empresa alemana con la francesa PSA.

Una operación que, según Kleine, confirma que "todo sigue según el plan" y que, como ha precisado Cobo, supone una "nueva etapa" en la marcha de la compañía.

Kleine también se ha pronunciado por los retos que ha afrontado la factoría aragonesa, precisamente porque "era un reto" y "si había que elegir una planta era Zaragoza", por su situación y por las "virtudes" que ha demostrado a la hora de "aceptar retos a priori muy complicados".

Con estas palabras, el vicepresidente de Manufacturas ha confirmado las declaraciones previas de Antonio Cobo, quien ha reconocido que tras 35 años en la industria éste ha sido el año de "mayores retos" porque lanzar tres vehículos y hacerlo dentro de una alianza "no es sencillo".

Proyectos que han sido un "reto para todo el equipo", pero "el de Zaragoza acepta los retos y hemos conseguido trabajar muy bien con los franceses y los alemanes", ha apuntado Cobo, quien también ha asegurado que el premio de CEOE es un "reconocimiento para nosotros y para nuestra gente por lo que se supone que tenemos que hacer".